La Unión Europea apuesta por el Alto Rendimiento Digital

La Unión Europea ha puesto fecha a la necesidad de concretar un ecosistema de alto rendimiento digital antes del año 2027* con el objetivo de no perder competitividad frente a otras economías de mercado. Las exigencias que enfrenta el sector empresarial en cuanto a digitalización han promovido la creación de un nuevo escenario en el que se está marcando claramente una tendencia hacia el alto rendimiento digital. 

Todo indica que, en los próximos años, tanto los empleos como las competencias que se les exigirán a los profesionales del sector digital girarán cada vez más en torno a dicha tendencia. 

Las empresas y perfiles profesionales que quieran permanecer competitivos en la estrategia europea y formar parte del entretejido empresarial de los próximos años deberán capacitarse cuanto antes en esta nueva cultura de trabajo de profesiones digitales.

El Alto Rendimiento Digital ¿Por qué ahora?

Los métodos tradicionales de trabajo han quedado obsoletos en la nueva realidad digital y los cambios que conlleva a nivel social y profesional. Hoy más que nunca estamos desbordados de información y podemos obtener multitud de datos y conocimiento a todas horas y en cualquier lugar. Por ello, acumular conocimientos teóricos ha perdido relevancia frente a la capacidad de extraer mayor rendimiento de los recursos, aplicando en la práctica dicho conocimiento para objetivos de negocio determinados.

El Alto Rendimiento Digital es la evolución del marketing digital de hace unos años  y responde a nuevas necesidades que demandan profesionales más competentes y hábiles en el empleo de soft y hard skills para liderar empresas competitivas y preparadas para desafiar las exigencias y los retos del mercado.

Si algo queda claro es que el Alto Rendimiento Digital ha llegado para quedarse, por lo que formarse en esta metodología se presenta como una ventaja, tanto para empresas como profesionales, para responder con herramientas sólidas a los desafíos y satisfacer los objetivos que impone el sector digital. 

Por este motivo, es importante que todos aquellos profesionales que quieran especializarse en áreas como la comunicación digital, los negocios digitales o el marketing digital tengan en cuenta este enfoque desde el inicio de su formación y pasen a formar parte cuanto antes de la cultura del Alto Rendimiento Digital, adquiriendo y perfeccionando todas las competencias y capacidades necesarias. 

Qué diferencia a un máster de un máster de alto rendimiento digital

Cursar un programa de alto rendimiento digital, ya sea un máster de marketing digital o un MBA de negocios digitales, no implica una mayor exigencia o un incremento del tiempo de estudio. La clave pasa por un cambio de metodología y enfoque pedagógico que consigue que con el mismo tiempo que en un programa estándar el potencial del alumno crezca mucho más, incorporando competencias que no se adquieren en una formación tradicional.

Estas nuevas competencias son las encargadas de multiplicar el rendimiento de los conocimientos teóricos y prácticos adquiridos. 

Recientes estudios han demostrado que estas competencias son la clave de las empresas y profesionales que consiguen llegar al éxito en este nuevo contexto digital.

El proyecto Oxígeno y el proyecto Aristóteles, ambos realizados por Google, concluyen que tanto a nivel de management como de equipos que consiguen mejores resultados y un mayor rendimiento, las competencias claves no son las técnicas, sino las habilidades esenciales, que precisamente se entrenan en metodologías de alto rendimiento.


LinkedIn
 llega a una conclusión similar en un reciente estudiodonde el 57% de los líderes sénior ve las competencias de tipo ‘soft’ como las que se entrenan en metodologías de alto rendimiento digital y las considera más importantes que las técnicas o ‘hard’.

Quiero formarme en Alto Rendimiento Digital. ¿Qué debo tener en cuenta? 


Convertirse en un perfil profesional de Alto Rendimiento Digital requiere compromiso personal con la metodología y un centro académico especializado que proporcione los instrumentos y conocimientos oportunos para ello, y en el que se garantice el perfecto encaje de los tres pilares esenciales de esta metodología: 

  1. Contenidos de alta calidad: profundos, relevantes y actualizados.
  1. Una metodología de alto rendimiento basada en una visión integradora del mundo digital y en el que se garantice su dominio transversal.
  1. Una mentorización constante que guíe al alumno para superar sus áreas de mejora y entrenar competencias de alto rendimiento hasta lograr expandir su potencial.

A través de diferentes recursos pedagógicos y con estos 3 pilares como base, la metodología de IM consigue formar perfiles profesionales digitales altamente competitivos y alineados con la estrategia de la UE. Ya contamos entre nuestros exalumnos con auténticas autoridades en disciplinas de Alto Rendimiento Digital.

Alto Rendimiento Digital como garantía de proyección profesional en disciplinas digitales.

No cabe duda, la Unión Europea se ha hecho eco de esta nueva realidad marcando una clara dirección en la formación de perfiles digitales, con el Alto Rendimiento Digital como una prioridad educativa y formativa. Con este nuevo camino trazado, estamos expectantes de ver cómo evolucionarán las profesiones digitales gracias a perfiles más competentes y calificados, capaces de activar, potenciar y entrar a formar parte del progreso digital que viviremos en los próximos años.

*Plan de educación digital 2021-2027 de la UE.