Storytelling & email marketing: el poder de las historias

El Storytelling se ha convertido en una de las técnicas más usadas en el email marketing: toda marca, empresa o servicio quiere conversar, empatizar, vender más o fidelizar a sus clientes por medio de las historias.

El storytelling tiene una finalidad: contar un relato que conecte con todas las emociones de los lectores y hacerles vivir una experiencia inolvidable. ¿Es fácil? si fuera así todas las marcas triunfarían, pero no te desanimes, aquí te contamos por dónde empezar y cómo aplicarlo en tus estrategias de marketing digital.

¡Empecemos!

¿Qué es el storytelling?

En primer lugar, hay que aclarar que el storytelling no es algo de ahora, todas las personas hemos crecido escuchando: “Había una vez” o “Érase una vez”. Las historias son y hacen parte de la cotidianidad y se cuentan de diferentes formas y en distintos formatos.

La palabra Storytelling consiste en el “arte de contar historias” y el objetivo es lograr que esos relatos permanezcan en la mente de tu audiencia y que los clientes potenciales se identifiquen de inmediato con la marca o producto. Esta técnica se ha usado, por ejemplo, en las newsletters. Una newsletter es una publicación o boletín informativo enviado por email de forma regular a los destinatarios que han dado previamente su autorización.

En las newsletter puedes ofrecer contenido de tipo informativo, publicitario o comercial y en ese contenido invitas a tu público a que siga leyendo atrapándolos con un relato, ese es el ingrediente mágico del email marketing, lo que logrará que tu marca se potencialice y tus suscriptores se involucren con la empresa.

¿Cómo aplicar el storytelling en el email marketing?

Las redes sociales han jugado un papel importante en las estrategias de comunicación de las campañas de marketing. Sin embargo, las personas hoy en día quieren encontrar algo fuera de lo normal y que rompa con lo que están acostumbrados a ver, consumir o comprar.

Es importante saber cómo atraer, deleitar y seducir a quien lee la frase: “Hola, tengo algo que contarte”, en el newsletter que le acabas de enviar.

No hay una fórmula perfecta, pero si quieres dar un valor añadido para garantizar el éxito de tu campaña, es bueno que tengas presente:

Primer punto: No es contar por contar

Tienes que tener claros la trama y el mensaje, y de esta forma ser honesto con tu target. ¿Cuál es tu objetivo? ¿Generar mayor engagement, ventas, tráfico o recaudar fondos? Tienes que tener en cuenta que no todos los clientes son iguales ni quieren lo mismo y para saber qué les gusta, lo que les emociona y qué buscan es fundamental que los conozcas y analices para apuntar en el corazón de los usuarios correctos.

Es sencillo, si tú no le ofreces a tu público lo que necesita, lo hará la competencia.

Segundo punto: Historias potentes

La historia debe ser el reflejo de tu imagen o por lo menos acercarse de alguna forma a los valores de ella. La narración no puede ser ajena al producto, puedes contar una historia de lo que quieras (ficción o realidad) y utilizar el estilo que más te gusta, pero con un lenguaje directo y persuasivo para cumplir con tus objetivos comerciales.

Lo importante es que la información atrape e involucre al receptor. ¿Y cómo se hace esto? Cuenta la historia como te gustaría que te la contaran a ti, apela por las emociones, el storytelling debe contar historias universales: historias donde los clientes se sientan identificados y que sean fáciles de recordar.

Tercer punto: Historia de origen

Debe existir un personaje y ojalá que no sea lo mismo de siempre: héroes y villanos. Los clientes quieren conocer quién o quiénes están detrás de la marca, cómo nació, por qué y la mejor forma de hacerlo es por medio de una secuencia: introducción, nudo o desenlace.

El orden puede variar y empezar por el final, lo que sí debes tener en cuenta es que debe existir un hecho de suspense para continuar con el curso de relato. De eso depende darle razones a tu audiencia para que te siga leyendo, consuma el contenido, visite la página web, se suscriban al newsletter y compren.

Cuarto punto: Aprovecha los formatos

Para adaptar el storytelling en tu estrategia de email marketing se puede presentar de muchas formas diferentes, dependerá de cómo quieres contarlo y de qué manera. Puedes elegir entre:

  • Formato texto: Puedes incluirlo en tu página web, por ejemplo, en el apartado ¿Quiénes somos? Contar cómo fue el inicio de la marca hasta el día de hoy. Para despertar el interés de los clientes que deseas conquistar funciona que menciones los errores que han cometido, los retos que se han propuesto y, por supuesto, los logros.
  • Podcast: Este formato funciona para conectar con la audiencia de una forma más emocional, la voz puede transmitir confianza y  generar atracción con lo que se está contando.
  • Video y fotografía: En el momento de contar la historia, puede integrarse con imágenes en video o fotografías e incluso incluir personas que trabajan en la marca o empresa donde expongan sus propias experiencias.
  • Todo en uno: ¿Te imaginas contar la historia con múltiples recursos? Incluir texto, video, animaciones, ilustraciones, mapas, video 360 o elementos interactivos, entre otros.

El formato que elijas lo puedes usar en cualquier red social: Youtube, Twitter, Facebook e Instagram y así interactuar con tus clientes y generar que tu marca sea más sólida y visible.

Tres ejemplos donde el storytelling fue clave

¿Necesitas inspiración? Aquí te ayudamos con ello.

1.    Radio ambulante

Es uno de los podcast más populares en Latinoamérica. Cuentan historias de latinoamérica en español y su estética se basa en la crónica de prensa escrita a la radio. Tienen mucha presencia en las redes sociales en Facebook, Instagram y Twitter. Además, envían una newsletter semanal para compartir sus últimas noticias.

Ellos cuentan con un valor añadido que son los “Clubes de Escucha”, eventos en los que oyentes de Radio ambulante de diferentes ciudades y países se reúnen presencialmente para escuchar un episodio y conversar sobre él.

radio ambulante

2.   Estrella Damm:

Estrella Damm cada año sorprende a sus clientes utilizando las historias con un argumento emocional y basado en diferentes experiencias que son narradas por personajes y actores conocidos. Su estrategia de comunicación se basa en cumplir con los objetivos de aumentar sus ventas y potenciar cada día más la marca.

estrella damm

3.   Ikea

Una de las campañas más sonadas durante la pandemia del COVID-19 fue la de Ikea. Su mensaje fue claro: Ahora más que nunca, nada como el hogar para amueblarnos la cabeza.

#YoMeQuedoEnCasa Su objetivo por medio de esta estrategia era la de producir más ventas durante el confinamiento.

ikea

 

Autora: Tatiana Rojas Sánchez

Deja un comentario

dieciseis + siete =