Jordi González Teba, alumno de IM y Técnico en Comunicación de RSC en Mercabarna

Jordi González Teba es un apasionado de la comunicación.  Además de trabajar en Mercabarna como técnico en comunicación de RSC, trabaja como Freelance Digital Project Manager colaborando en el desarrollo e implementación de estrategias digitales para pymes. Con un backgroud de periodismo, se metió de lleno en el marketing digital cuando intentaba ayudar a un familiar al que estaban estafando con una web y el resto es historia.  Descúbrela en la siguiente entrevista.

Eres un profesional multitarea inmerso en varios proyectos. ¿Cómo es tu jornada laboral?

Pues es una jornada variada y equilibrada, ¡como una dieta saludable! Durante la mañana trabajo en Mercabarna como técnico en comunicación de RSC, y a partir de las 12:30h ya estoy libre para dedicarme al resto de mis tareas. Durante la tarde disfruto de una mayor flexibilidad, de modo que puedo conciliar la vida laboral y la familiar. Y combinar también el trabajo más efectivo con la formación, imprescindible para abordar nuevos proyectos. En alguna ocasión me dan las tantas delante del ordenador, pero normalmente entre las 7 y las 8 de la tarde doy la jornada por concluida.

¿Qué te llevó a embarcarte en la aventura de ser freelance digital en 2011?

Las posibilidades que abrió internet en el campo de la comunicación me interesaron ya en la facultad, mientras estudiaba periodismo. Por eso hice prácticas en un portal de internet como era Telépolis (quien se acuerde de estos portales es que ya tiene una edad ;).

Pero si me lancé al marketing digital fue para ayudar a un familiar al que estaban estafando: contrató una web por la que pagaba mucho dinero mensualmente y tenía que hacerlo durante 5 años por contrato. Y era una web en flash, ¡que jamás llegaría a estar bien posicionada!

Yo me dedicaba a gestionar la web de Mercabarna y había estudiado SEO en la universidad, así que le expliqué que no conseguiría nada con la web que le habían montado. Y que le iba a asesorar para conseguir clientes gracias a Internet. Al poco tiempo ya tenía montada una web que iba escalando posiciones en Google y una estrategia en Adwords que le reportó clientes de forma inmediata. La crisis económica ya se dejaba notar, pero la empresa familiar pudo capearla.

Ya entonces pensaba que las posibilidades del marketing digital para las pymes eran enormes, porque les da la posibilidad de conseguir visibilidad en el mercado local y competir con empresas que tienen muchos más recursos económicos. ¡Y ahora hay aún más herramientas! La transformación digital, que la que tanto se habla en las grandes empresas, debe llegar a las pymes si quieren continuar siendo competitivas.

¿Qué diferencias existen entre tus trabajos como freelance con pymes, etc. y los que desarrollas en Mercabarna?

Los proyectos son muy diferentes, pero mi manera de abordarlos es bastante similar. A partir de los objetivos y el público objetivo, ideo acciones, las comparto con el equipo, las planificamos y las ejecutamos. Aportando siempre ideas nuevas orientadas a alcanzar los objetivos.

En Mercabarna he venido coordinando campañas de comunicación complejas como el concurso Mercabarna Enfoca o la Cursa Mercabarna. En ambos la vertiente digital era muy importante. Pero aún lo era más la organización de actos y satisfacer a los prescriptores.

En cambio mi trabajo con pymes está más regido por la obtención de resultados comerciales. Aunque como consultor en marketing y comunicación me gustaría trabajar más a menudo con plazos más largos, casi siempre lo que prima es obtener clientes o ventas cuanto más rápido, mejor. Por otra parte, cuento con más libertad para integrar nuevas metodologías. Y las acciones son aún más variadas, puesto que para sacarle todo el jugo al marketing digital y empujar a los clientes por el embudo hay que planificar una estrategia que implica realizar SEO, SEM, contenidos, e-mail marketing, afiliación… y utilizar herramientas concretas.

¿Cómo crees que ha sido tu evolución como comunicador desde que entraste en Mercabarna?

Cuando comencé a trabajar en Mercabarna desconocía la complejidad de la comunicación corporativa, puesto que antes redactaba revistas técnicas. En el departamento de Comunicación de Mercabarna he evolucionado hacia un perfil con conocimientos en estrategias de comunicación, relaciones públicas, organización de eventos, gestión de equipos de trabajo… A nivel personal, he aprendido a orientar la creatividad a objetivos concretos, soy más empático e intento sacar lo mejor del equipo con que trabajo.

¿Por qué te decidiste por nuestro Postgrado en Marketing en buscadores y Analítica Web? ¿Qué destacarías de tu formación con nosotros?

Pues después de comparar mucho, me decidí por IM gracias a Pedro Rojas, que me lo recomendó. De las diversas configuraciones, escogí Analítica Web porque considero que la Analítica es la base del marketing digital: la posibilidad de medir lo que provocas con las acciones que planteas, poner en valor los resultados que obtienes y extraer conclusiones en base a unos datos objetivos es capital para una estrategia de marketing digital.

¡Y hace 20 años esto solo estaba al alcance de grandes empresas! Las pymes contrataban un anuncio en Páginas Amarillas y esperaban que sonara el teléfono… Y aun así no podían saber si los habían encontrado en ese directorio o les había recomendado alguien…

¿Qué cosas de las aprendidas en el postgrado aplicas en tus actuales proyectos?

El postgrado me ha aportado una base teórica y una visión más amplia, y además me ha dado a conocer un montón de herramientas nuevas que redundan en una mayor productividad, y en mejores resultados de los proyectos que llevo adelante. Además he podido absorber conocimientos de profesores con una gran experiencia y he compartido clase con un grupo de alumnos motivados y divertidos. La parte humana también ha sido muy enriquecedora.

Has estado inmerso en muchos proyectos, como freelance y como miembro de una empresa. ¿Qué te han aportado como profesional cada uno de ellos?

Evidentemente, de cada proyecto aprendes algo nuevo, y eso es lo que más me gusta. No serviría para hacer siempre lo mismo, necesito evolución. De los proyectos más complejos he aprendido que debes cuidar al equipo (tanto a tus compañeros como a los proveedores) si quieres que el proyecto salga adelante. Y cuidarlos significa facilitar que desarrollen sus capacidades, valorar el esfuerzo de todos, confiar en el equipo, compartir responsabilidades, planificar adecuadamente. También he aprendido que los grandes resultados se consiguen con la suma de pequeños esfuerzos de muchas personas en la dirección adecuada.

¿Cómo ves ahora tu paso por el periodismo deportivo? ¿Te gustaría volver al mundillo pero, quizás, desde un punto de vista más digital?

Aquello fue muy divertido. Y recientemente me he planteado esto que me preguntas… aún juego a fútbol y quiero preparar un blog para el equipo. Y además estoy en la fase de planteamiento de un blog sobre Enduro y Descenso en bici.

¿Un periodista sin formación en marketing digital es un comunicador incompleto?

Creo que afirmar algo así sería demasiado bestia. Un periodista debe interpretar la realidad en base a unos hechos contrastados e informar con la mayor veracidad. Pero puede formar parte de un equipo en que otras personas se encarguen del marketing digital. Eso sí, todo periodista comprende que la comunicación ha cambiado desde la irrupción de Internet: el receptor tiene mucho más poder; el mensaje se puede enriquecer de formas más diversas; se han multiplicado los canales; y la difusión puede ser amplísima con menores recursos. Esto abre una puerta al periodismo de calidad.

Pero también es cierto que hay sobreinformación, una mayor proporción de noticias mal contrastadas y un nivel de credibilidad menor… estamos en momentos de cambios, y debemos ser responsables con la sociedad. El marketing digital es una herramienta muy potente y que puede aportar grandes beneficios a la sociedad. Y es una pena ver que algunos medios de comunicación lo utilizan en sus versiones digitales para conseguir clics mediante contenidos de una calidad bajísima y con el fin de incrementar su cuenta de resultados.

Con una trayectoria tan variada y multidisciplinar, ¿dónde te ves en el futuro?

Me siento satisfecho cuando veo que mi trabajo redunda en un mayor bien para las personas. Por eso me siento a gusto aplicando mis conocimientos en responsabilidad social corporativa, que es lo que hago en Mercabarna. Y por otra parte, creo que las pymes pueden sacar mucho partido de la transformación digital. Así que me veo avanzando por el camino que ya he iniciado. Eso sí, ¡estoy seguro de que será un camino lleno de descubrimientos y retos!

 

Deja un comentario

5 × 5 =