Curiosidades de Internet: términos que deberías conocer

¿Creías que la palabra más complicada que ibas a aprender al meterte en este mundillo era retuit? ¡Por favor! Mucho han cambiado las cosas…  Ahora hay una biblia con infinidad de términos que por un motivo u otro debes tener en tu top of mind y que rescatamos en este post.

Lenguaje Instagram…

¿Has hecho alguna vez un #selfie? Hasta tus padres conocen qué es este término (aunque lo pronuncian diferente ;-)). El origen de esta palabra se remonta a 2002, según el Diccionario Oxford, pero no fue hasta 2012 cuando la palabra tuvo una gran incidencia en nuestra vida cotidiana. Y el año pasado el palo selfie… Y en el 2015 ya comienzan a usarse sus variedades: #multi-selfies (las máximas personas posibles en una misma foto), #selfeet (hacer instantáneas a tus  zapatos desde un plano cenital), #powerselfie (hacerte fotos con un personaje famoso) o #helfie (hacer fotos a tu cabello).

Siguiendo con la plataforma de moda, lo nuevo en este canal es el Photobomb: el arte de estropear las fotografías de los demás apareciendo inesperadamente en ellas, como hace George Clooney en una foto de Cindy Crawford (y que llevamos haciéndolo toda la vida).

@casamigos photo bomber #HouseofFriends

A photo posted by Cindy Crawford (@cindycrawford) on

También los no famosos causan furor. En agosto, esta pareja australiana celebró su divorcio posando ante el móvil con los papeles de la ruptura. El tan emotivo suceso se llama Happy Divorce Selfie, Se avecinan más como estos…

#divorceselfie we still make a great team. Glad to be friends.   A photo posted by rach100981 (@rach100981) on

Lo que se ve en redes sociales…

¿Has visto estos días como tus amigos en Facebook publicaban el famoso mensaje de que la red comenzaba a cobrar £5.99 por tu privacidad? Es un hoax: lo que se conoce como bulo o mentira en Internet. Hay muchísimos. De hecho, hay pautas para saber reconocer una noticia falsa.

No es un término reciente, pero en los últimos meses ha vuelto a la palestra. El Astroturfing se refiere al hecho que sean las propias marcas las que dejan comentarios positivos hacia ellas en canales sociales haciéndose pasar por usuarios normales. Y una variante de este término es Flog. Ya en el 2006, Enrique Dans lo referenciaba en este artículo «Otro caso más de blog corporativo» donde menciona a la empresa Vichy. No os acordaréis pero fue un caso famoso. Abrió un espacio donde una bloguera, aparentemente fan de la marca, escribía distintos artículos  alabando los productos de la firma, hasta que otras bloggers la dejaron en evidencia y ahí se destapó el pastel. Vichy había utilizado un blog, con un perfil falso, para darse bombo. Eso es Flog. Una mala práctica que hoy en día se sigue utilizando.

Tendencia desde el 2014, y objeto de interés por parte de las editoriales, los BookTubers son personas jóvenes que tienen pasión por los libros, se graban hablando de ellos y suben el video a Youtube.  Si quieréis saber más, aquí tenéis un documental,

Por último, un acto que a muchos nos molesta, el Phubbing (de las palabras inglesas phone y snubbing). Estás con alguien cenando o charlando y esa persona no te hace caso porque está continuamente mirando su dispositivo móvil.  Y te pasa lo que a este meme 😉

Deja un comentario

trece − seis =