Tendencias y ejemplos de e-learning

La tecnología está en constante cambio y los modelos educativos y métodos de aprendizaje evolucionan con ella. El objetivo es incrementar la productividad y el rendimiento de los alumnos a través de una mejor asimilación de los conceptos.

A continuación, destacamos cuatro tendencias, con ejemplos, en e-learning que han marcado este 2018 y que lo seguirán haciendo para el 2019.

Aprendizaje inmersivo

Tecnologías como la realidad aumentada o la realidad virtual hacen posible un aprendizaje mucho más inmersivo. Aunque no se trate de tecnologías nuevas (ocio y entretenimiento ya llevan tiempo gozando de ellas) la inclusión de éstas en el sector educativo es algo más reciente. Los estudiantes a través de simulaciones pueden aprender y crear experiencias.

¿Qué posibilidades nos aporta este método?

  • La inclusión de clases a distancia donde profesor y estudiantes comparten espacio virtual.
  • Explicación de conceptos a través de la visualización, como puede ser la exploración del interior de un ordenador. Tecnologías como la Virtual School Suitcase de Samsung o la tecnología Intel Real Sense han empezado a explorar este campo.

https://youtu.be/EcO9qii_fzU

Gamificación

Básicamente se trata de aplicar las leyes de los juegos en el aprendizaje, jugar para aprender. Aunque el concepto no es algo nuevo, sí que lo son las nuevas posibilidades que la tecnología aporta. Poco a poco, se van creando y diseñando nuevas prácticas de gamificación con el objetivo de aumentar la productividad, estimular el trabajo en equipo o por ejemplo explicar conceptos difíciles. Además, se ha demostrado que los juegos ayudan a retener a largo plazo el contenido.

Las posibilidades que aporta la gamificación en educación son infinitas, tantas como la imaginación nos de. Algunos ejemplos son:

  • Crear retos o juegos a modo de autoevaluación, donde una vez superado el alumno puede pasar al siguiente nivel e ir avanzando en el aprendizaje. En algunos casos, estos retos son recompensados con puntos o badges.
  • Diseñar una historia mediante el contenido formativo de la asignatura, creando un hilo conductor. Por ejemplo Classcraft ha sido todo un éxito dentro de este ámbito. A partir de un juego de rol los alumnos avanzan en la historia ganando puntos de experiencia que pueden ganar o incluso perder.

Aprendizaje adaptativo

La personalización de productos y servicios es a día de hoy un imprescindible para cualquier negocio y el sector educativo no iba a ser menos. El aprendizaje adaptativo consiste en ofrecer al alumno un contenido personalizado y adaptado a él. Este método identifica las fortalezas y debilidades de los estudiantes, con el objetivo de dirigir su aprendizaje para reforzar conceptos que no conoce y obviar aquellos donde es un experto.

¿Cómo podemos adaptarlo en las aulas?

  • Gracias al Big Data el profesor puede recoger y analizar los datos de cada estudiante y personalizar su aprendizaje. Resulta muy beneficioso ya que los ritmos de aprendizaje de cada alumno varían de unos a otros, por lo que el profesor visualiza en cada momento la evolución de cada uno de ellos.  
  • Plataformas como Smart Parrow permiten a escuelas y profesores crear clases adaptadas a todos sus alumnos.

Microlearning

Este método de estudio se basa en el aprendizaje a través de pequeñas cápsulas que los alumnos pueden consultar en cualquier momento y desde cualquier dispositivo. Es sabido que las personas no suelen mantener la atención muchos minutos seguidos, por lo que este método busca reforzar la motivación.

Las cápsulas informativas transmiten información relevante, clara, concisa y de forma continuada y se caracterizan por ser de fácil distribución. Es importante no caer en el envío de cápsulas de información al azar, el propósito es crear un hilo argumental y que el estudiante vaya asimilando poco a poco todo el contenido.

¿Algunos ejemplos?

  • Utilizar esquemas, gráficos o infografías. Son el recurso perfecto para memorizar información o adquirir una visión general de algún concepto difícil de explicar.
  • Microvídeos. El vídeo es uno de los formatos más potentes para captar la atención. Youtube o los Stories han popularizado los vídeos de corta duración. Por ejemplo, las charlas TED son un claro ejemplo.

Deja un comentario

seis − 2 =