Entrevista: Samuel Solís, profesor de IM y Drupal Developer para la Comisión Europea

Desde hace 2 meses, nuestro profesor de Tecnología Web y Google Analytics, Samuel Solís, ha empezado a trabajar para la Comisión Europea y hemos aprovechado la ocasión para hablar con él y poder conocer de cerca su experiencia trabajando para un organismo internacional de este calibre. Nos lo cuenta en la siguiente entrevista.

¿Cómo pasaste a trabajar para la Comisión Europea?

Una ex compañera de Universidad (y compañera de batallas en la Asociación Española de Drupal) que trabaja para Everis publicó que estaban buscando seniors con amplia experiencia en Drupal y manejo del inglés para entrar en proyectos de Comisión Europea. La principal novedad era que esta vez admitían trabajadores en remoto.

Yo estaba buscando nuevos retos que pudiese afrontar desde Cáceres. Comenzamos a hablar y al final conseguimos un acuerdo beneficioso para todas las partes.

¿Qué están haciendo en materia digital?

 Bueno, ¡ni siquiera lo sé del todo! En la CE trabajan más de 3.500 personas, y se da servicio a muchísimas más, así que es algo demasiado grande para abarcarlo. Lo que tengo maś cerca que puedo contar es que hay más de 150 portales webs de diferentes departamentos y organizaciones hechos con una distribución de Drupal 7 y estamos migrando todo a la nueva distribución de Drupal 8 preparada para tal efecto.

Tanto la distribución en Drupal 7 (llamada Next Europa) como la de Drupal 8 (llamada Open Europa), son software libre por lo que se pueden descargar, usar y versionar sin problemas por cualquier persona u organización.

¿Qué puede aportar Drupal a una organización tan inmensa como la Comisión Europea?

Como comentaba, hay muchísimos sitios webs dentro de la Comisión Europa, cada uno con unos requisitos concretos propios del sitio y a la vez con unos elementos comunes como la capacidad para conectarse con los usuarios de la propia Comisión Europa a través de un sistema de Single Sign On. La mayoría de esos portales están gestionados por personas que no son desarrolladores, por lo que proporcionarles un CMS potente y flexible es necesario para darles la mayor independencia posible.

Drupal es el software ideal dado que es sencillo de utilizar para los editores, y potente y bien estructurado para los desarrolladores. Además, al ser software libre, se puede usar sin coste, así como modificarlo, ampliarlo y monitorizar todos los aspectos importantes del mismo, incluida la seguridad.

¿Cuál es tu departamento?

En la Comisión Europea hay 37 direcciones generales y la que me corresponde es la Dirección General de Informática (DIGIT). Dentro de DIGIT, que es bastante grande, mi equipo actual de trabajo es el DMT (Data migration tools) que es la herramienta que estamos desarrollando, que a su vez forma parte del departamento D1 (Data services).

Como veis, la maraña de departamentos, subdepartamentos, grupos, subgrupos y demás es bastante liosa. Al tener tanta gente trabajando y tantas tareas a realizar, los equipos se compartimentan en tamaños que sean manejables (de 4 a 10 personas generalmente) y los proyectos se trocean en tamaños digeribles por un equipo. 

¿En qué consiste tu trabajo?

Actualmente estamos desarrollando una herramienta que permita migrar los datos de Next Europa a Open Europa. Únicamente los datos, asumiendo que la funcionalidad ya está replicada. Nos coordinamos con el resto de departamentos técnicos, con los dueños de los portales y con la capa de gestión para estar todos alineados con el objetivo. 

La idea es proporcionar un conjunto de herramientas que luego hagan de una migración un proceso sencillo, que consista sólo en mapear los campos de origen con los de destino, pulsar un botón, y esperar con un café a que la migración termine.

 ¿Por qué intentáis liberar el código como software libre para que esté a disposición de todos?

En primer lugar porque es lo mejor para todos. Si cualquiera puede utilizar tu herramienta y alterarla, cualquiera podrá reportar errores, incluso corregirlos, mejorar la herramienta aportando funcionalidad nueva que quizás ni se nos había ocurrido y en definitiva, hacer que tu software sea mejor.

Y en segundo lugar porque no olvidemos que estamos hablando de un organismo público, pagado por los impuestos de todos. Es de recibo que lo que se pueda compartir esté a disposición de cualquier persona para que pueda usarlo en sus proyectos. Personalmente abogo por esto tanto en la Comisión Europea como en cualquier organismo público, ojalá cundiera el ejemplo.

Ni que decir tiene que cualquiera puede auditar el código. Es un ejercicio y un ejemplo de seguridad, transparencia y buenas prácticas.

Anteriormente trabajabas en una Startup, que es la antítesis de una organización como esta. ¿Cuáles dirías que son las diferencias?

Todas. Y en parte era lo que quería, probar cosas nuevas. Lo bueno de las Startup es que te permiten tener un conocimiento global del sistema, aprender de todo un poco y solucionar problemas de lo más diverso. Puedes tomarte 10 minutos con un café para conocer las inquietudes de tu compañero de Comunicación y poner tus dos céntimos en que ese departamento vaya un poco mejor. Todos somos una familia y al final hablas hasta con tu primo más lejano.

En la Comisión europea el departamento de comunicación es un edificio entero, la reunión hay que planificarla con mucho tiempo y, desde luego, no conoces ni la milésima parte de lo que se está haciendo dentro, ¡como para proponer mejoras globales! Te centras en una esquina, de una parte, de un proyecto enorme y puedes dedicar muchas horas a realizar una labor minuciosa de análisis y desarrollo de cada problema. Las dependencias de otros departamento se convierten en tickets de resolución en tiempo desconocido y con conocer a tus cuatro compañeros más cercanos te das con un canto en los dientes. 

Son dos mundos distintos, con sus cosas buenas y malas e invito a todos a probar ambos estilos de trabajo para mejorar como profesional.

¿Cómo te gustaría que evolucionara tu perfil dentro de la organización?

Es complicado, aquí hay mucho trabajo que hacer y muchísima gente y aún estoy aterrizando como aquel que dice. Me gustaría formar parte del equipo que se dedica a desarrollar Open Europa, son gente muy experimentada y de la que podría aprender mucho, pero ahora mismo estoy contento de ser parte del proyecto, y ya veremos en el futuro. 
En cualquier caso, quiero seguir cerca del código y del apartado técnico por muchos años, ¡El management para los managers!

Deja un comentario

15 − 8 =