¿Quieres trabajar como Social Media Strategist?

¿Te interesa desarrollar una carrera como Social Media Strategist? ¡Muy bien! Es un buen momento para formarte.

Cada día aumentan las empresas presentes en medios digitales que buscan profesionales con este perfil para que se encarguen de la gestión de sus marcas.

En el artículo de hoy te explicamos algunas de las habilidades, actitudes, responsabilidades y retos de un Social Media Strategist.

¿Qué hace el Social Media Strategist y cuáles conocimientos necesita?

El Social Media Strategist gestiona las relaciones online de la marca con sus audiencias objetivos. Trabaja de manera proactiva en la implementación de estrategias digitales para atraer clientes. Una tarea complicada y con retos que lo obligan a dominar los siguientes temas:

  • Social Media y particularidades de cada medio social
  • Community Management
  • Marketing de contenidos
  • Marketing digital en medios sociales
  • SEO
  • Blogging y redacción de contenidos
  • Analítica web

¿Qué se espera de un buen Social Media Strategist?

Las empresas buscan expertos en estrategias de Social Media que sean capaces de lo siguiente:

  • Analizar KPIs y métricas que ayudan a tomar decisiones.
  • Adaptarse con facilidad a las características de sus interlocutores y audiencias y así conseguir una comunicación satisfactoria.
  • Aunar en los proyectos digitales los esfuerzos de distintos departamentos de la empresa (IT, responsables de productos, atención al cliente, marketing, relaciones públicas…).
  • Trabajar con una visión centrada en el cliente. Conocer bien sus características, necesidades, miedos…
  • Saber calcular el ROI de la inversión en Social Media.
  • Ser un promotor de las iniciativas digitales dentro y fuera de la compañía.

Estos son algunos de los elementos que aparecen con más frecuencia en las descripciones de los puestos.

El Social Media Strategist se encargará de dirigir y ejecutar un plan estratégico de Social Media. Este documento es como una especie de mapa dinámico que guía la evolución de la empresa en los medios sociales.

Lo habitual es que no trabaje solo sino que cuente con el apoyo de un equipo multidisciplinar o al menos un asistente.

¿Qué otras tareas?

Pues este profesional monitoriza a los competidores y las tendencias del sector. Una actividad que no deja espacio para el descanso.

Por lo general, también trabaja con agencias y profesionales autónomos subcontratados. A veces estos intervienen en proyectos concretos ya sea de redacción de contenidos, diseño gráfico, campañas de PPC o pueden ser contratos a largo plazo.

Un Social Media Strategist tiene vocación de formador. Nadie mejor que él conoce los medios sociales y debe entrenar a los otros trabajadores en temas digitales.

Y por último, no es posible crecer en medios sociales sin una buena dosis de creatividad. Ya llevamos muchos años en Facebook, Linkedin, Twitter y otros. Los usuarios desean cambios. Los procesos y políticas de trabajo online deben ser eficientes pero también sacudir el aburrimiento y llamar la atención de la comunidad.

Como puedes ver, el desempeño que se espera de este tipo de profesionales es bastante amplio y demandante.

Retos del Social Media Strategist

Los métodos de trabajo, las herramientas y las tendencias en el sector digital cambian con frecuencia. Un Social Media Strategist debe estar informado sobre estos temas e incitar a sus equipos a aprobar cosas nuevas que ofrezcan un mayor ROI.

[Tweet «Un Social Media Strategist debe probar cosas nuevas que ofrezcan un mayor ROI.»]

Este último, el ROI, es una preocupación que los obliga a revisar métricas de influencia operativa como por ejemplo:

  • Métricas de engagement tales como retuits, me gusta, actualizaciones compartidas y otras que muestren las reacciones de las comunidades ante las publicaciones.
  • Indicadores del sentimiento que despierta la marca mediante la minería de opinión; o sea, el seguimiento de los comentarios, las felicitaciones, las valoraciones con puntos o estrellas, etc.
  • Métricas de tráfico de la web corporativa y saber cuántos provienen de los medios sociales.
  • Métricas de conversión de los visitantes en leads.
  • Métricas de satisfacción de los clientes que se obtienen a través de encuestas, formularios online y otras herramientas de recogida de opinión.

Y muchas otras

No es sencillo hacer entender a los directivos cómo los medios sociales impactan en cada una de las fases del ciclo de compra. En especial en los sectores donde la compra se realiza offline. Sin embargo, un Social Media Strategist está atento y prueba nuevas herramientas que le brinden datos más precisos. Los KPIs son sus mejores recursos para que los jefes comprendan cómo los medios sociales se integran en las decisiones de compra de los usuarios.

Otros retos profesionales están relacionados con unir las actividades en medios sociales a los objetivos de la empresa; así como desarrollar estrategias de social media con la mayor eficiencia y ahorro de los recursos internos.

Sin dudas esta es una profesión nueva y que continúa evolucionando.

El futuro es prometedor

Piensa que cada día surgen nuevas aplicaciones y herramientas para aprovechar mejor las redes sociales.

Si quieres formarte como Social Media Strategist, echa una ojeada al postgrado en Estrategias en redes sociales y contenidos digitales del IIMN.

Deja un comentario

dieciseis − tres =