Cómo orientar los artículos al posicionamiento SEO

Pese a que los factores que hacen que un artículo se posicione mejor que otro son muy variables y no conocemos la fórmula secreta del éxito, sí podemos afirmar que el posicionamiento SEO se divide en dos grandes bloques muy diferentes entre sí: el seo off-page y el seo on-page.

La diferencia básica entre estas dos categorías es que el seo off-page, o SEO externo, se realiza fuera de nuestra página, mientras que el SEO on-page es aquel que aplicamos a nuestra web y, por lo tanto, a nuestros contenidos. Saber aplicar ambas técnicas adecuadamente es crucial para conseguir un posicionamiento de calidad y unos resultados excelentes en los buscadores.

Qué es el posicionamiento SEO off-page

El SEO off-page consiste, básicamente, en todos aquellos elementos externos a nuestra página que le dan relevancia, es decir, en el número de enlaces de calidad que apuntan a ella desde otras webs. Estos enlaces consiguen mejorar la visibilidad de nuestra marca, captan a clientes potenciales y mejoran el posicionamiento orgánico. También entrarían en esta categoría la presencia en redes sociales y la publicación de contenidos estratégicos, así como la inclusión de nuestra página en directorios de calidad.

Este tipo de posicionamiento SEO externo es muy importante para conseguir una posición óptima en los buscadores. Pero sin lugar a dudas deberemos trabajar muchísimo el SEO interno de nuestros artículos para conseguir unos resultados óptimos que apoyen el trabajo externo que estemos realizando.

Cómo optimizar el posicionamiento SEO on-page

En Internet, lo importante no es estar, sino destacar: cuando preparamos una estrategia de SEO debemos tener en cuenta diferentes factores que nos ayudarán a optimizar nuestro artículo para que Google le dé la relevancia adecuada, de manera que deberemos estructurarlo según un criterio determinado y valernos de una serie de herramientas definidas para conseguir los mejores resultados.

A través del artículo de hoy te orientamos con algunas técnicas para conseguir un posicionamiento adecuado en cuanto a la estructura del artículo, pero te animamos a que, si quieres profundizar en temas de SEO, tengas en cuenta nuestro programa formativo en el Instituto Internacional de Marketing.

Cómo avanzábamos, para conseguir un posicionamiento SEO adecuado, la estructura del artículo es importantísima: distribuir las ideas en diferentes párrafos y acompañarlos de títulos útiles y descriptivos es la base sobre la que construiremos la estrategia de cada artículo.

Lo más recomendable es utilizar el sentido común y empezar por una introducción al tema, siguiendo por los diferentes contenidos que queramos tratar organizados por párrafos y, si es posible, introduciendo subtítulos y títulos de sección o apartados. Para ello, es muy importante saber utilizar las etiquetas de título (H1, H2, H3…) para darle la relevancia necesaria a cada punto.

Los enlaces internos entre nuestros propios artículos serán clave para mejorar el posicionamiento. Si tenemos un contenido que queramos destacar, debemos decírselo a Google: crear una buena red de enlaces internos o backlinks ayudará a que el buscador entienda que nuestro artículo es relevante y que vale la pena tenerlo en consideración. Así pues, si queremos destacar un artículo sobre otros procuraremos buscar una forma natural de poder enlazar los contenidos.

De esta manera conseguiremos una optimización interna muy eficaz para dar relevancia a aquello que queramos destacar o, simplemente, para sacar el máximo partido a un artículo que está funcionando muy bien y nos aporta muchas visitas, mejorando el posicionamiento SEO de nuestros contenidos.

La importancia de las palabras para el posicionamiento SEO

Uno de los puntos más importantes para el posicionamiento SEO es, sin duda, utilizar las palabras clave adecuadas. Preparar un artículo con una buena estructura no servirá de nada si utilizamos una palabra clave que nadie busca. Para evitar esto, tenemos a nuestra disposición diferentes herramientas que nos ayudarán a determinar cuáles son las palabras clave más adecuadas para cada tema.

Una vez tengamos claras las palabras clave – o keywords- que vamos a utilizar, debemos distribuirlas adecuadamente en el contenido de nuestro artículo para que Google entienda que es sobre esa keyword sobre lo que estamos hablando. Por lo tanto, lo primero que tendremos que hacer es utilizar la palabra clave en el título principal del artículo: así le estaremos diciendo explícitamente al buscador la temática que vamos a tratar.

A continuación, procuraremos mencionar esta palabra clave a lo largo del texto con una densidad adecuada para que el artículo no resulte pesado —entre el 1 y el 3%, por ejemplo— y, si es posible, incluiremos títulos secundarios que indiquen un cambio en la temática.

Un error muy común al redactar un artículo orientado al posicionamiento SEO es forzar la aparición de las keywords: la redacción SEO debe ser lo más natural posible para que el artículo resulte entendible y útil para los lectores, y debemos valernos de una semántica natural que ayude al buscador a entender nuestros contenidos.

Utilizar una semántica enriquecida siempre ayudará al posicionamiento SEO: si nuestra palabra clave es “barco”, podemos hablar de navío, buque o embarcación para dar mayor riqueza al artículo.  Los contenidos pobres tienen menos relevancia, así que lo mejor es valerse de sinónimos para ofrecer un contenido mejorado que se diferencie del resto.

Deja un comentario

12 − tres =