Máster en Marketing Digital: plantear la fase de análisis

Todo plan de marketing cuenta con cinco etapas bien diferenciadas que los temarios de los máster de marketing digital deben tener en cuenta para el planteamiento y la ejecución de las estrategias de venta y maximización del beneficio, que otorgarán su correcta puesta a punto en relación con un producto o servicio.

¿Cómo potenciar la buena realización de estos pasos para un determinado fin? Para empezar, los analistas de marketing recomiendan un buen conocimiento adecuado de los procesos básicos de un plan: análisis de la situación (¿dónde nos encontramos?), definición de objetivos (¿qué queremos?), planteamiento y elección de estrategias (¿cómo lo queremos?), elaboración y ejecución de un plan de acción (¿cómo vamos a hacerlo?) y medidas de control (¿cómo sabemos que vamos por el buen camino?) que nos permitan analizar si nuestras acciones se mantienen dentro del objetivo o se desvían del mismo.

Entre ellas, la etapa de diagnóstico y análisis de los objetivos que nuestro plan de marketing pretende llevar a cabo en su conjunto es una de las primordiales, donde se recogen y se valoran los principales puntos a tener en cuenta previos al planteamiento eficaz de estrategias comerciales y al plan de ejecución que pretendemos llevar a cabo, ¿verdad? Un máster de marketing digital segmenta estos procesos dentro de un marco más específico, pero mantiene en el punto de mira el mercado, el perfil y la segmentación de los clientes, el posicionamiento de la marca en Internet, sus fortalezas y sus debilidades (DAFO).

A continuación, te adelantamos algunos de los puntos más tratados en nuestro máster de marketing digital  de IIMN, que llega ya a su 17ª edición- y con temarios actualizados, clases apoyadas en su bolsa de trabajo y prácticas profesionales adaptadas a tus necesidades académicas más inmediatas.

Por qué la etapa de análisis es básica en un máster de marketing digital

Aunque parezca mentira, muchos alumnos dudan de la importancia de la etapa de análisis en un plan de marketing. A grandes rasgos, esto es debido a que, a menudo, las estrategias planteadas a medio y largo plazo no siempre son tomadas en consideración con la exigencia que sería necesaria.

La etapa de análisis revisa el plan de negocio, valida los objetivos a corto, medio y largo plazo. ¿Cómo lo hace? Preparando un análisis de las fortalezas y las debilidades de la marca y determinando las mejores estrategias digitales para alcanzar esa situación favorable que deseamos alcanzar. La razón por la que cualquier máster de marketing digital apuesta por la necesidad de anteponer la etapa de análisis por encima del resto está directamente relacionada con la posibilidad de actualizar la situación real de la empresa, ofreciendo una visión adaptada del mercado, de nuestras ventajas competitivas y de nuestros handicaps con el fin de utilizar estos datos para nuestros fines comerciales.

De este modo, primero mediante un análisis histórico (que proyecta la evolución hasta el presente para examinar futuros caminos), un análisis causal (el cual busca la lista de razones que configuran el fin último con respecto a los buenos o malos resultados obtenidos) y un análisis de la fuerza de las ventas (geográfico, por delegaciones, etcétera), y comparándolo con procesos de análisis DAFO (Debilidades y Fortalezas) y otros estudios de mercado podemos hacernos una idea global del entorno, la imagen de la empresa y de sus productos o servicios, la cualificación profesional del personal, nuestra situación en el mercado y la de la competencia, entre otros, y llevar esa información hasta el siguiente nivel mediante un plan de acción.

Un máster en marketing digital como la solución que estás buscando

Y es que, si bien no podemos olvidar que la etapa de análisis forma parte de un todo estructurado dentro de la estrategia de marketing digital en conjunto, aprender cómo obtener información relevante y saber establecer una metodología de trabajo —que, como comentábamos párrafos atrás, es la mejor forma de conocer la situación real de una firma— es la base para la estructuración y la ejecución de cualquier estrategia en el medio 2.0.

Estos conceptos que, a veces, pueden parecernos velados no son más que la inmediata actualización o el paso subsiguiente de las estrategias tradicionales de marketing, adaptadas a los medios digitales y, a menudo, mejoradas y estandarizadas a través de procesos de control con programas y herramientas de última generación.

Así, un máster en marketing digital en el Instituto Internacional de Marketing puede ser clave para aprender a comparar, estructurar y validar los objetivos de un negocio, el estado actual de la empresa  y los posibles caminos que la misma puede tomar para crecer en medios sociales y en la red. Como principales ventajas, la constante renovación de temarios y cursos con profesionales que conocen los características  y tendencias propias del sector, y el camino por el que deben apostar sus alumnos.

Deja un comentario

cuatro × 2 =