Consejos y elementos para crear un email más efectivo

El email es un canal muy potente. Sin embargo, desde hace un par de años las bandejas de entrada de nuestros usuarios están colapsadas y cuesta crear emails con contenido atractivo que hagan que los lectores se sientan atraídos y esperen la llegada de nuestros correos electrónicos.

La composición de un correo electrónico varía mucho entre sectores, pero existen una serie de elementos imprescindibles para hacer un email que funcione bien a nivel de entrega y entregabilidad (que el usuario lo reciba en su bandeja de entrada) y a nivel de efectividad y “engagement”. Estos elementos los podemos conocer, ampliar y ponerlos en práctica desde el master en marketing digital de nuestro instituto o bien desde nuestros postgrados y cursos técnico superiores.

A continuación presentamos brevemente los elementos y consejos de cómo elaborarlos con corrección.

From text

Es el primer texto que el usuario ve en su bandeja de entrada. Este texto debe describir brevemente pero con exactitud quién es el remitente.

En este texto podemos incluir el nombre de nuestra marca, podemos incluir una orientación de que área de mi empresa le está escribiendo o incluso una referencia a una promoción. Por ejemplo, si fueramos los responsables de componer el email de una empresa de jardinería llamada “Tu jardín”, el from podría ser “Tu Jardín” pero también podría ser “Tu Jardín promociones” o “Novedades Tu Jardín”.

Asunto

Debe ofrecer al usuario una explicación del contenido que va a encontrar dentro del email. El asunto puede ser descriptivo pero también puede ser teaser, intentando que el usuario abra el email para descubrir el contenido que hay dentro. Por ejemplo, siguiendo el ejemplo de la empresa de jardinería descrita anteriormente, si tenemos una promoción de descuento de un 30% en herramientas de jardín, un asunto podría ser “Sólo hoy, descuentos de hasta el 30% en herramientas de jardín” o podría ser “Descubre los mejores descuentos…”.

Link “sino ves”

Es el elemento más olvidado en los emails. Es un link que se debe poner en el header del email y que debe incluir un texto “si no ves haz clic aquí”. Este link permitirá al usuario ver una versión web del email en el caso de que este no funcione correctamente en su navegador.

Header

Como bien describe su nombre, es la cabecera del email. Debería incluir el logo de nuestra marca y ser un elemento común en todas nuestras newsletters. El header ayuda al usuario a reconocer la marca en el momento en que abre el email. En el header también se puede incluir un simil del header de nuestra web.

Cuerpo

En el cuerpo incluiremos el contenido del email. Hay completa libertada para estructurar esta área, pero es recomendable darle una estrucutra jerarquizada, de más a menos importante.

Una recomendación es no saturar el cuerpo con contenido, ya que los emails con demasiado html se entregan mal en bandeja de entrada, y tienen más probabilidad de acabar en la bandeja de spam. Además, los usuarios tienen a saturarse si no encuentran un mensaje claro en su email, y pueden perder el interés.

Call to action

Elemento no obligatorio pero clave para conseguir que el usuario realice una acción al recibir el email. En el caso de emails comerciales, este call tu action puede ser un botón o un link. Lo normal es que todas las áreas del email sean clicables, pero utilizaremos los call to action para inducir al usuario a realizar una cierta acción.

Footer

En el footer debemos incluir las condiciones legales, el link de baja (descrito en el siguiente apartado) y cualquier información adicional que debamos proporcionar a nuestros usuarios. Por ejemplo, si el email contiene una promoción en concreto que tiene unas condiciones, incluir estas condiciones en el footer es una buena idea.

Link de baja

Para facilitar a los usuarios que se den de baja, se recomienda incluir en el footer del email un link que con sólo clicar da de baja al usuario de nuestra lista de correo. Esto, aunque parece una forma fácil de permitir al usuario darse de baja, es un método recomendado para evitar que los usuarios nos marquen como spam (cuando no pueden darse de baja fácilmente).

En caso de no poder ofrecer un link de baja, debemos proporcionar un email al que escribir para solicitar esta baja.

Es imprescindible respetar estos elementos para componer un email de calidad. A partir de aquí, todo depende de la creatividad del marketiniano y de la calidad del contenido, para realizar un email que consiga mantener activos a los usuarios.

máster en marketing digital

Deja un comentario

cinco × 5 =