Mar Torrent, alumna de IM y Freelance Digital Marketer

Mar Torrent ha dedicado su carrera a la producción audiovisual, trabajando tanto para radio y televisión como emprendiendo sus propios proyectos al frente de dos productoras. Durante su trayectoria, también ha jugado un papel importante el marketing, ya que estuvo más de 4 años trabajando para everis, hasta que la maternidad y las ganas de conciliar, la impulsan a montárselo por su cuenta una vez más. Ahora mismo se está abriendo camino como freelance llevando la comunicación de otros proyectos (emprendedores y pymes). Nos habla de su trayectoria en la siguiente entrevista.

Cuando decidiste estudiar humanidades, ¿a qué te hubiera gustado dedicarte?

Decido estudiar Humanidades justo cuando acabo el Bachillerato. En ese momento pasan por mi cabeza varias opciones de estudio: Derecho, Periodismo, Psicología, pero finalmente me decido por las Humanidades sabiendo que es una carrera dónde podré aprender de historia, de arte, de filosofía.
El mundo de la comunicación ya me gustaba por aquel entonces, así que me veía trabajando en agencias, aunque también me hubiera gustado estar, por ejemplo, en departamentos de comunicación de algún museo

Empiezas trabajando en producción televisiva y poco después emprendes para formar tu propia productora. Cuéntanos un poco cómo fue aquella época y qué supuso para tu carrera.

Empecé en la primera productora, WAI Entertaiment, mientras estaba cursando la carrera en la universidad. El horario me permitía combinar las dos cosas, así que aproveché la oportunidad y me adentré en un mundo que me apasionó. Pude participar de producciones de teatro y televisión y me encantó lo que allí se movía. La organización era uno de mis puntos fuertes y allí lo pude poner en práctica.
Con algunos compañeros de la productora, apasionados (o alocados) como yo, decidimos probar suerte por nuestra cuenta. Dejamos el trabajo seguro y trazamos un plan para encontrar proyectos, aprovechando algún contacto que teníamos.
La experiencia como emprendedora es brutal; en todos los sentidos, en los más positivos y también en los más negativos. Convives con la libertad, tu creatividad, la toma de decisiones, la incertidumbre, la precariedad…

Después entras a trabajar en la multinacional everis y estás ahí durante casi 4 años llevando a cabo tareas relacionadas con el marketing. ¿A qué se debió este giro en tu trayectoria? ¿Qué fue lo que hizo que quisieras dedicarte al marketing?

Pienso que la vida son etapas, y necesitaba una nueva en ese momento. Después de haber pasado por un periodo de inestabilidad laboral, de subidas y bajadas; necesitaba centrarme, buscar un equilibrio entre las horas de trabajo y una recompensa económica.
Aunque no tenía experiencia en marketing, leí la descripción del trabajo que ofrecían y vi que podía encajar. Hice las entrevistas y me cogieron. Como curiosidad: entre las cosas que más valoraron de mi experiencia, ¡fue mi periodo como emprendedora!

¿Qué aprendiste durante estos años en la compañía?

En una compañía de esas magnitudes, puedes hacer muchas cosas. Los presupuestos son generalmente cómodos y te permiten hacer volar la imaginación. Nuestro cliente interno eran los empleados, los managers, directores y socios de la empresa; y nuestro cliente externo eran sus clientes, básicamente.
Hicimos campañas para todos ellos, les ayudamos con los eventos, a trabajar la relación con los medios de comunicación, pensábamos acciones específicas para los días especiales, gestionábamos patrocinios, pensábamos conjuntamente cómo acercarnos a nuestro público…
En resumen, aprendí muchísimo de un equipo multidisciplinar y entregado a su trabajo.

¿Cómo han sido tus inicios como freelance?

Considero que sigo estando en los inicios. Definiendo mis servicios, viendo cómo los puedo hacer llegar a mi público, etc. Y el titular sería que no es fácil. Para mí ha sido difícil romper el muro de la falta de confianza y creer que tengo algo interesante para ofrecer a otros. El creer en uno mismo es la base para no tirar la toalla a la primera de cambio. Además, existe el tema de la soledad del emprendedor, que yo, que estoy acostumbrada al trabajo en equipo, muchas veces no llevo demasiado bien…

¿Por qué decidiste realizar nuestro Curso Técnico Superior en Marketing Digital & Inbound Marketing Online? ¿Qué es lo que más te llamó la atención a la hora de escogerlo?

Como mi intención es poder trabajar por mi cuenta, ofreciendo un servicio que pueda ser útil y que guste, pensé que esta formación completaba muy bien mi experiencia en comunicación y marketing. Había leído sobre el Inbound y me interesaba profundizar en ello. Estuve valorando también el Curso de Técnico Superior en Social Media y Community Manager, pero finalmente me pareció que el de Marketing Digital me daría una visión más amplia. Además, la modalidad online me permitía organizarme el tiempo según mis necesidades y el método de estudio basado en trabajos ha sido totalmente satisfactorio.

¿Cómo estás utilizando lo que aprendes en el curso en tu día a día?

Justo ahora estoy aterrizando todo lo aprendido, releyendo el temario y pensando en qué aplicar primero y cómo hacerlo. Lo que sí que me ha venido fantástico para darle una vuelta a alguno de los proyectos en los que colaboro. Por ejemplo, el entender en qué momento del ciclo de compra se encuentran los clientes y qué ofrecerles en cada uno de esos momentos, también me ha hecho pensar en cómo poder alargar el ciclo de vida del cliente, reafirmarme en la importancia del email marketing como estrategia de fidelización de clientes…

Actualmente ofreces servicios de social media y marketing digital como freelance a emprendedores y «pequeñas» empresas. ¿Qué particularidades tienen este tipo de clientes? ¿Qué servicios son los que más te solicitan?

Este tipo de proyectos en primer lugar necesitan que les expliques todo lo que pueden hacer con sus redes, web y blog, que hay un mundo de posibilidades que tienen que aprovechar. No conocen el potencial de la tecnología y el marketing para hacer crecer su proyecto así que tenemos que empezar por contarles que tienen a mano muchas posibilidades para llegar a su público con una buena estrategia y tocando las teclas adecuadas. Por lo general, son proyectos con presupuestos bajos, con lo que tienes que ajustar mucho los precios. Pero por otro lado, se crea una gran relación de confianza y eso permite mucha libertad para proponer cosas nuevas, el famoso ensayo-error.

¿Cuáles consideras que son tus puntos fuertes y en qué otras áreas del marketing digital te gustaría especializarte?

Me considero una persona entusiasta y perseverante. Siempre pongo estos dos ingredientes en los proyectos dónde me involucro. Por otro lado, me gusta leer novedades y experiencias en blogs relacionados con el marketing o la comunicación para ver cómo lo puedo aplicar a los proyectos que asesoro y ofrecer siempre cosas interesantes.
¡Me gustaría especializarme en todos! El Email Marketing me parece fascinante y me gustaría dominarlo mucho más, el SEO y la analítica web también sería otras áreas a investigar. Además, como todo este mundo es tan rápido y cambiante, el aprendizaje tiene que ser continuo.

De vez en cuando te sigues dedicando a la producción radiofónica, ¿crees que habría alguna manera de aunar tus pasiones profesionales? ¿Cuál sería tu trabajo ideal?

Sí, la radio como medio de comunicación es brutal. Y la producción radiofónica es apasionante, aunque a la vez es muy estresante, pero si te gusta, te atrapa. En la radio todo es rápido, tienes que ser capaz de adaptarte a la actualidad constantemente. Normalmente tienes varios frentes abiertos y tienes que dominarlos todos. Además, se trata siempre de un trabajo de equipo, aunque cada uno se ocupa de una parte, el resultado final es responsabilidad de todos.
No sé si se podría juntar producción de un programa de radio y marketing, pero lo que sí se puede es ir combinando ambas pasiones. ¡La vida es larga y hay tiempo para todo!

Deja un comentario

tres × 3 =