Averigua cómo las estrategias de Océano azul y Océano rojo pueden incrementar el crecimiento de tu negocio

Los emprendedores más que nunca buscan asegurar un crecimiento rápido y sostenido en sus proyectos. Pero la cuestión es cómo hacerlo, porque no basta con crecer, hay que asegurar que en todo momento seas rentable.

Te explico algunas formas de sacar el máximo partido a las estrategias del Océano azul y rojo.

1. Estrategias del Océano Azul

La estrategia del océano azul propone encontrar nuevos nichos de mercado en espacios que no han sido explorados (océanos azules) para crecer en lugar de centrarse en nichos altamente saturados (océanos rojos)

Ser uno de los grandes tiene sus ventajas, pero también es muy útil poder ser flexible y ágil.  Y ahí radica la gracia salvadora de los fundadores de negocios. Porque, cuando se trata de hacer crecer un negocio y aprovechar las redes / plataformas, los lugares menos vigilados (y abarrotados) y baratos serán los que recién comienzan, antes de que la red madure.

La pregunta clave como emprendedor es ¿qué canales no están saturados y que tu marca podría poseer / aprovechar? ¿Que océanos antes rojos se han convertido en azules por la falta de interés de las grandes empresas en estos canales? Todo el mundo invierte en Facebook, Google o Instagram, pero para realmente competir en estos grandes océanos rojos necesitas presupuestos de marketing que no tienes. Pero, ¿qué pasa si damos a conocer nuestros productos en podcast shows, radio, unsplash, eventbrite, etc.?

Y es que, en un mercado en el que los negocios compiten directamente en los mismos nichos, todos los participantes sufren una contracción  de su participación, crecimiento y beneficios.

“La única manera de vencer a la competencia es dejando de intentar derrotar a la competencia”

Incluso Amazon está construyendo tiendas minoristas a medida, mientras el resto del mundo vemos los negocios pequeños morir a diario. Y tiene sentido. Estar más cerca de los clientes permite a las marcas crecer de manera más eficiente y comprender a sus clientes. El conocimiento real de tu audiencia permite conectar emocionalmente con ellos, porque se consigue hablar su idioma, lo cual a su vez facilita la fidelización.  Una vez has conseguido esto, los coeficientes de viralidad se disparan de manera orgánica permitiéndote ampliar tu mensaje a coste cero.

2. Estrategias de Océano rojo

Aprovecha las aguas rojo carmín pero modificando las reglas. Solo porque Facebook no te permita hacer ciertas cosas no significa que no pueda impulsar tu crecimiento, al menos inicialmente, especialmente si estás dispuesto a romper las reglas ligeramente.

1. Asume que toda plataforma puede desaparece en cualquier momento con toda su Data.

2. Intenta atraer usuarios de la plataforma lo más rápido al mínimo coste.


3. Algunas estrategias más para el crecimiento rápido:

1- Notificaciones push: el nuevo truco

Las notificaciones push pueden ser un canal increíble para aumentar conversiones ¿Quién no tiene un móvil en su bolsillo (casi seguro en sus manos)? Para los especialistas en marketing las notificaciones automáticas son un regalo del cielo. El secreto está en planificar correctamente y no pasarse. Planificar y entender lo que tus usuarios realmente quieren recibir y no pasarse en la frecuencia. Porque mucho de lo bueno deja de ser bueno.

Las notificaciones dejan de ser percibidas como spam cuando son útiles y relevantes para el usuario.

2- Texting:

Coge tu teléfono. ¿Cuántos correos electrónicos no leídos tienes? ¿Con qué frecuencia borra sus notificaciones? Mejor pregunta, ¿cuántos mensajes no leídos tienes…? Nadie deja un mensaje sin leer por mucho tiempo.

Los mensajes de texto son el rey. La gente lee casi todos. Y muchos especialistas en marketing usan los mensajes de texto de manera similar a las notificaciones push descritas anteriormente. Siempre que los usuarios opten (y puedan darse de baja), los mensajes de texto pueden ser un importante canal de comunicación uno a uno entre las marcas y los compradores.

3-Recomendaciones:

Nada se vende como la recomendación de un amigo o alguien que admiramos o en quien confiamos.

Confiamos en la gente de nuestras vidas y ellos confían en nosotros. Es parte del contrato social que todos cumplimos inconscientemente.  Nada vende como el boca- oreja.

Pero lo que no debes hacer para que esta estrategia funcione es inundar tus mensajes con la frase “recomiéndalo a un amigo….” El mejor momento para “push” este tipo de mensajes no es inmediatamente después de la compra cuando el usuario ni siquiera a podido comprobar todos los beneficios de tu producto. Parece forzado y poco realista. El mejor momento para capitalizar en los beneficios de las recomendaciones es asegurarte que el usuario recibe este tipo de mensajes de tu parte una vez a tenido el suficiente tiempo para usar tu producto y valorarlo. El plazo dependerá siempre de tu ciclo de vida de producto y de tu industria

El truco es siempre testear constantemente cada interacción. Encontrar canales que funcionan para ti, aunque no se llamen Facebook o Google y hacerlo lo más rápido posible. El crecimiento de tu negocio depende de ello.

Autora: Anna Adolfo, Directora del área de Negocios Digitales, IM.

Deja un comentario

veinte + diecinueve =