6 beneficios de las clases virtuales

Las clases virtuales son una alternativa excelente para los que desean formarse y mejorar profesionalmente superando barreras como la distancia física.

Otros beneficios de las clases online son:

La flexibilidad horaria

Para los padres y las madres o para aquellos que trabajan cada día muchas horas (como el caso de nuestra alumna Paulina Giacometti, que estudió desde Ecuador siendo madre y empresaria), trasladarse al centro de estudios en fechas concretas para tomar las clases se les hace casi imposible o demasiado complicado.

Un curso o master online permite a los que tienen agendas colapsadas, elegir los mejores horarios para hacer su formación online. Durante las 24 horas del día los estudiantes tienen el campus online disponible.

[Tweet «Estudiar de manera online te permite elegir el mejor horario»]

Más económicas

Las clases virtuales te ahorran tiempo de desplazamiento, combustible y dinero en transporte público. Los estudiantes que tienen niños pequeños no necesitan pagar por los servicios de un cuidador, por ejemplo.

Más confortables

Puedes estar sentado en el sofá de casa, en pijama, mientras consultas los materiales educativos con una mirada más descansada. Nadie te dice la hora en que debes sentarte a estudiar, tú eliges el momento en el que crees que puedes asimilar mejor los conocimientos.

Más calidad en las interacciones

Diversos estudios han demostrado que las interacciones en los cursos online ofrecen mayor apertura en la participación. Debido a la ausencia relativa de la presión del tiempo (las clases no terminan a las 17 horas y deseas irte corriendo a casa) las interacciones de los alumnos en el campus son de mayor calidad.

[Tweet «Estudiar un curso online te ofrece mayor apertura en la participación»]

Otro aspecto interesante de las clases virtuales es que los alumnos tímidos se sienten más libres para expresar sus opiniones sin la mirada directa del grupo en sus espaldas.

Mejor aprovechamiento de la formación

En las clases virtuales no tienes los elementos distractores del grupo. Eres tú en el campus aprendiendo con un alto nivel de concentración todos los contenidos. Puedes volver atrás en las explicaciones tantas veces como necesites. En el aula es común que muchos alumnos no pidan una segunda explicación al profesor por temor a incomodar al resto del grupo.

En las clases virtuales puedes enviar tantos mensajes de aclaración como necesites al tutor. Es un diálogo virtual personal, entre tú y él.

Continúas creciendo profesionalmente

En el ámbito del marketing digital todo el tiempo surgen nuevas herramientas, técnicas y metodologías. Una formación online te mantendrá al día de qué ocurre en tu ámbito profesional (como en el caso de Juan Carlos Villalobos al que realizar el Master en Marketing Digital le supuso mejorar en su metodología de trabajo), sin que tengas que abandonar tu trabajo. Gracias a la flexibilidad que recibes en el instituto de marketing online, puedes llevar a un nivel superior tus aprendizajes y certificaciones académicas.

Deja un comentario

4 × 3 =