6 Mitos del E-commerce que ojalá fuesen verdad

Todos los que tenemos un negocio propio, sabemos que puede ser complicado en algunos momentos. Te preocupa mantenerte en el mercado, conseguir crecimiento sostenido o lo más importante todavía, ser rentable. 

Al parecer, existe una percepción generalizada de que un negocio online es algo diferente y con esto, se instauran una serie de mitos tan ciegamente creídos que persisten con el paso del tiempo.

Si quieres crear o reconducir tu tienda online para mejorar sus resultados o si tu objetivo es liderar el departamento de e-commerce de una empresa, desde IM Digital Business School, te recomendamos que le des un vistazo a nuestro Máster Profesional en e-commerce Management.

Hoy, voy a desmentir algunos de estos mitos a los que se enfrentan nuevos emprendedores a diario comprometiendo la realidad de lo que deberían ser sus estrategias de negocio.

Trás quince años en el sector digital, he podido estar a los dos lados de la valla, dirigiendo departamentos digitales en marcas globales como Gucci o Nivea y dirigiendo también, mi propio negocio como emprendedora desde cero, y aquí he de decir que la mentalidad corporativa me llevó a cometer algunos errores al principio de mi camino como emprendedora y que ahora intento que no cometan mis clientes y estudiantes.

Estos son los mitos digitales que hoy desmontamos:

1. E-commerce no es tener ingresos pasivos

Si no quieres trabajar las 24 horas, te aconsejo que sigas trabajando para una gran empresa/marca. Tener tu propio negocio es un no parar nunca. Desde que empecé mi trayectoria como emprendedora, he trabajado más que cuando llevaba un equipo de gente a mi cargo.

Los negocios de e-commerce no son para gente con poca predisposición al trabajo, falta de consistencia y una actitud de vividor/a. Si vendes productos puramente digitales tu agenda puede estar algo más libre, pero si te metes en el mundo del retail, donde vas a vender productos físicos, olvídate de acabar tu jornada de trabajo a las 6pm.

No hay nada de pasivo en un negocio digital (sobre todo los dos primeros años) más bien todo lo contrario. Ecommerce es muy muy active.

2. Crea tu tienda online y las ventas vendrán (tienes como mercado todo el mundo, ¿verdad?)

Falso.

Cualquier persona con una idea, puede crear una tienda online hoy en día. Woocommerce, Shopify, Prestashop, Wix, son solo algunas de las plataformas de CMS con las que cualquiera puede empezar en cuestión de horas.

Esto es, por supuesto, una inexistente barrera de entrada que puede contraer el peligro de que gente no preparada se lance a montar negocios digitales destinados al fracaso por no tener la correcta estrategia implementada, ni la formación necesaria para sacarlos adelante.

Así es, justamente, lo que está sucediendo en estos momentos. Con un mercado cada vez más saturado. La gente no va a descubrir tu tienda a no ser que le marques muy bien el camino. Por ello, debes saber, como funcionan las conversiones (ventas), se tienen que crear caminos entre el usuario y tu negocio (embudos de conversión), se tienen que comunicar esos caminos a las personas para que puedan tomarlos mediante acciones de marketing y se debe de conocer muy bien la gente que puedes/vas a atraer.

3. Puedo vender cualquier cosa online

¡La afirmación es correcta! Vender, se puede vender casi todo online. Otra cosa, es poder crear un negocio rentable de ello.

Las variables necesarias para conseguir un negocio digital rentable son muchas y de muchos tipos, dependiendo de si tu negocio vende productos físicos o servicios, el cálculo de tus costes, será mas o menos complicado.

Pero, desde luego, tienes que entender tus números y calcular tus márgenes correctamente si quieres sobrevivir en el entorno digital (en realidad, sería en cualquier entorno). Y me no me estoy refiriendo a un cálculo aproximado, estos cálculos son peligrosos, me refiero, a saber hasta el último céntimo del cálculo. ¿Qué porcentaje de beneficios tienes con cada producto? ¿No lo sabes? ¡No lances todavía!

Si no sabes tu CAC (lo que te cuesta adquirir un cliente) es imposible que puedas trabajar en tu modelo de negocio de manera correcta. Piensa que si tu CAC es muy alto y tu coste de venta muy alta también, la rentabilidad de tu negocio estará constantemente comprometida.

Calcula tus margenes.

4. Mi mercado es global

Cierto, el mundo digital es global, pero un negocio de e-commerce que está empezando, no tiene recursos para considerar el mundo como su mercado y es una de las grandes causas de fracaso en los negocios digitales que comienzan. 

Aprende a diferenciar entre mercado potencial y mercado accesible. Mercado accesible: es tu mercado de influencia, el mercado al que puedes llegar con los recursos que tienes, mientras que el mercado potencial: sería todo el mundo interesado en tu industria si fueses una marca global como Coca Cola

Se realista y para facilitar conversiones, cuantifica tu mercado correctamente. En lugar de volverte loc@ intentando impactar a todo el mundo, sin acabar impactando correctamente a nadie. 

Disminuye tu mercado para obtener más clientes. Empieza pequeño y crece.

5. A los usuarios les encantará mi marca porque somos muy especiales

Siento desilusionarte, pero no eres especial. Tampoco lo soy yo, ni casi nadie en nuestro sector. Eso sí, mi estrategia y la de mis clientes pasa por tener la correcta estrategia digital, para sobresalir en el mundo del e-commerce y es este valor añadido que ofreces, en las diferentes áreas de tu negocio, lo que te diferenciará de tu competencia.

Encuentra tu propuesta de valor y comunícala correctamente hasta la saciedad.  

6. E-commerce matará el negocio offline

Incorrecto.

Puede parecer que esto está sucediendo ahora, pero la realidad es, que los negocios offline, no se están adaptando al canal digital y son los que sí pueden morir.

Negocios que son incapaces de ofrecer una experiencia multi-canal (compra donde quieras) como opción, son los que van a sufrir por sobrevivir en este nuevo entorno digital. Asegúrate que tu negocio está digitalizado (correctamente) como parte de la experiencia que ofreces al consumidor.

En el fondo piensa que las conversiones siguen siendo mucho mas altas offline que online. Teniendo en cuenta el tráfico de una tienda online y una tienda física, la media de conversión en una tienda online no suele estar por encima del 15%, mientras que de cada 10 personas que entran en una tienda física 3 compran algo, es decir tienen una conversión del 30%. 

Que los negocios digitales son el futuro, es una realidad, pero para eso debes de tener muy claro cómo implementarlos y como hacerles crecer en lugar de seguir a falsos gurús que prometen un crecimiento sin trabajar.

Autora: Anna Adolfo, Directora del área de Negocios Digitales, IM.

Deja un comentario

3 × 4 =