El White hat SEO contra el Black hat SEO

El SEO (Search Engine Optimization) es el posicionamiento de los distintos resultados que se ofrecen al realizar una búsqueda en canales como Google. Se trata de obtener resultados orgánicos, es decir, por los que no se ha tenido que pagar para lograrlos. Ese logro se consigue trabajando los contenidos pensando en los algoritmos que privilegia Google. Es toda una disciplina que se ha vuelto cada vez más compleja. Y como sucede con todo en la vida, hay dos maneras de hacerlo, la forma buena (White hat SEO) y la forma mala (Black hat SEO). Hoy queremos hablarte sobre las dos.

Qué es el White hat SEO

Consiste en trabajar adecuadamente para que los buscadores nos vayan posicionando cada vez en las posiciones más elevadas y ventajosas de su ranking. Los resultados que tiene suelen verse a medio o a largo plazo, ya que no se trata en absoluto de una labor sencilla. El White hat SEO se basa en subir contenidos de calidad y de interés para el usuario y con una estructura ordenada y una narrativa que pueda llamar la atención de toda aquella gente con inquietudes sobre aquello de lo que escribimos.

Esto exige un trabajo profesional y cuidadoso, entre otras cosas eligiendo las palabras clave (los términos principales) de nuestro texto con inteligencia para que puedan ser fácilmente entendibles por los buscadores. También debe trabajarse en hacer unos títulos buenos para los textos, no bastando con que sean llamativos.

Otra de las acciones que incrementan el posicionamiento en SEO es añadir enlaces externos a otros blogs. Evidentemente, deben tener sentido y un significado concreto, así como moderación. De poco vale meter cientos de enlaces si luego no presentan la más mínima coherencia. Y otra buena práctica es la de utilizar subtítulos y encabezados para diferenciar bien los diferentes apartados del texto.

Que es el Black hat SEO

Un modo de definirlo es la manera rápida de hacer las cosas. Realmente las técnicas del Black hat SEO son capaces de producir resultados verdaderamente rápidos. Pero tienen la contrapartida de que los buscadores y los propios usuarios terminan penalizando las páginas que las utilizan, ya que estas no buscan mejorar la experiencia online de nadie. Por eso, trabajar siguiendo este tipo de sistemas no deja de ser contraproducente, ya que estas medidas no son capaces de sostener una buena estrategia de utilización del lenguaje SEO.

Alguna de estas pequeñas trampas que algunos siguen utilizando es escribir textos ocultos. Normalmente, la letra de los mismos está en el mismo color que el fondo que tiene la web, y así resultan imperceptibles para el ojo humano. Y lo que hacen esos textos es favorecer que esa página aparezca como una de las primeras en las búsquedas de la gente.

Otra de las herramientas del Black hat SEO es añadir las palabras clave de un modo descontrolado y anárquico. Esto, evidentemente, mejorará el resultado en los buscadores muy rápidamente, pero a la larga resulta contraproducente, ya que Google desarrolla cada vez más algoritmos que emplea en detectar aquellas páginas que hacen trampas.

Por qué decantarse por la utilización del White hat SEO

Tanto si analizas la cuestión desde un punto de vista ético como si piensas en el beneficio de tu página web, lo más sensato es que te posiciones en favor de las técnicas del White hat SEO. Esta es la única manera de conseguir que tu página realmente pueda tener un posicionamiento duradero en los buscadores. Pero, eso sí, para ello es indispensable demostrar un conocimiento profundo del lenguaje SEO y de cómo este interactúa con los buscadores de Internet.

Deja un comentario

17 + 18 =