Vet Robirosa Oliva, alumna de IM y Social Media Manager + Digital Analyst en Maria Barcelona

Comunicadora y antropóloga así es nuestra alumna Vet Robirosa. Apasionada de la conducta humana y de los medios de comunicación, define la dinámica de grupos como la manera para comprender a tu público y poder ofrecer así una marca mucho más humana. Sigue leyendo para descubrir cómo gracias al Marketing Digital ha compaginado estas dos pasiones.

 

Iniciaste tu formación cursando Comunicación Audiovisual. Poco después, inicias a su vez la licenciatura de Antropología Social y Cultural. ¿Cómo surgió tu interés por estas dos ramas educativas? ¿Qué te aportaron los estudios culturales y sociales a tu perfil de comunicadora?

Empecé Comunicación Audiovisual para encontrar una manera de encauzar mi pasión por escribir y actuar. Pero además siempre he sido profundamente curiosa y el análisis de la conducta humana y de los grupos sociales me parece fascinante. Más allá de la bibliografía propia de la carrera, pasaba mis ratos libres leyendo sobre temas de género, inmigración, Islam… Por eso, me pareció lógico estudiar Antropología Social y Cultural y empecé cursando esta carrera incluso antes de acabar la primera (y no, no le recomiendo a nadie tanta carga lectiva, sobre todo si además estás trabajando los fines de semana).

Mi objetivo final, que creo que ya empecé a perfilar en segundo de carrera, era dedicarme a la Comunicación Corporativa en ONGs y entidades del Tercer Sector. Por supuesto, al final no todo fue como esperaba, aunque I regret nothing.

Podríamos decir que la Antropología me dio profundidad, me mostró la importancia del contexto y me enseñó sobre los contenidos que quería comunicar; Comunicación me mostró cómo hacerlo. Más tarde, ambos estudios fueron la mezcla ideal para el Postgrado en Dirección de Marketing e Investigación del Consumidor. Me encanta cuando todo lo aprendido conecta en lugares nuevos e inesperados.

Actualmente, de hecho, ese es mi perfil: soy muy analítica, me encanta aprender sobre mi comunidad, pero a la vez tengo ese punto creativo y de letras. Creo que ambas vertientes combinan a la perfección en el Social Media.

 

Tus inicios laborales se sitúan en organizaciones y fundaciones sociales como comunicadora y periodista. ¿Cómo vives esta primera etapa profesional? ¿Qué tareas desempeñabas?

Cuando era más joven, necesitaba que mi trabajo estuviera alineado con mis valores a ese nivel. Mientras estudiaba Comunicación Audiovisual ya empecé haciendo voluntariados en el Departamento de Comunicación de distintas ONGs (Manos Unidas, Casal d’Infants, Fundació Autònoma Solidaria…). Y cuando estaba estudiando Antropología estuve dos años de becaria en la Fundació Autònoma Solidaria, que ya me conocían por haber sido voluntaria.

No puedo estar más agradecida a cada una de las entidades, porque con todas ellas aprendí cosas nuevas: a crear contenido para un juego online, a redactar noticias para la web, a llevar el periódico de la entidad (ideación, planificación, escritura de artículos, entrevistas, maquetación…). Además, es en esas organizaciones donde empiezo a trabajar con redes sociales, que en ese momento era un territorio totalmente inexplorado. Hice un seminario en el Colegio de Periodistas sobre el ABC del Community Manager cuando aún ese rol casi ni se conocía.

Mirando atrás, puse la patita en temas muy interesantes justo cuando empezaban. Fue una lástima que el contexto económico fuera tan adverso y, también, que no creyera 100% en mí. Hay que confiar en uno mismo y tener una mentalidad de crecimiento. Todo se puede aprender, todo se puede mejorar. Pero hay que empezar, primero, y continuar a pesar de todo, después.

 

Fue en 2014 cuando te adentras en el Marketing Digital trabajando como Community Manager para la radio televisión online La Cala, concretamente dentro del proyecto “Nit de Poesia al Carrer” y como becaria de Marketing en Amnistía Internacional. ¿Qué te aportaron a nivel profesional cada una de estas experiencias?

En ese momento estaba apostando de nuevo por mi carrera profesional tras dos años y medio trabajando de camarera -giro dramático inesperado porque eso no aparece en LinkedIn.

Empecé el postgrado de Dirección de Marketing e Investigación del Consumidor y luego el curso de Community Management, pero estudiar sin poner en práctica la teoría en un trabajo (remunerado o no) me parece poco eficiente.

Por eso, propuse a la asociación de Cala Cultura hacerles un plan de Redes Sociales para dar a conocer su evento Nit de Poesia al Carrer. Fue un proyecto muy corto, pero intenso y donde pude disfrutar de libertad total; me encantó hacer la estrategia, tener objetivos, analizar, optimizar… Me sentía 100% responsable de los resultados. Además, me sirvió para volver al escenario, esta vez recitando.

Por otro lado, estuve dos años en Amnistía Internacional como becaria. De nuevo, llevando las redes de un evento, además de otras tareas que dependían del Departamento de Marketing. Fue una experiencia muy gratificante donde aprendí mucho de mis compañeros y de mi jefa.

 

Actualmente trabajas en Maria Barcelona, agencia de marketing y publicidad, como Social Media Manager y Digital Analyst. ¿Cuáles son tus funciones dentro de la empresa?

Como Social Media Manager, llevo las redes sociales de distintos clientes. Elaboro la estrategia, propongo ideas de contenido, calendarizo, programo, hago la atención al cliente, analizo los resultados, propongo nuevas optimizaciones, escribo artículos sobre redes sociales y analítica y llevo el trato con el cliente (pero solo en lo que respecta a sus redes). Como Digital Analyst elaboro informes para una marca, unificando datos de distintas fuentes, sobre todo de Google Analytics.

 

¿Cómo ha sido el cambio de trabajar para organizaciones y fundaciones sociales a trabajar para una agencia de marketing y publicidad?

Inesperado. Un salto. Salida sin aviso de la zona de confort. Trabajar en el Tercer Sector es un poco complicado; al fin y al cabo, es un nicho, están muy ligados a las ayudas y al contexto socioeconómico y hay menos puestos de trabajo. Así que vi una oferta de trabajo en agencia y decidí apostar por ello. Y eso que toda mi carrera profesional se había ido construyendo en otro lado…

En una agencia de publicidad cada día es una aventura. No paras de aprender, a veces bajo presión porque todo tiene que salir yayaya. Cada cliente es un mundo y tienes que empaparte tanto de ese sector en concreto como del estilo de trabajo de la empresa a la que estás ofreciendo tus servicios. En una agencia hay mucha creatividad, claro, pero también hay mucha búsqueda de la optimización de recursos y mucha psicología para tratar con clientes muy dispares.

 

En Maria Barcelona lleváis la comunicación de varias marcas de renombre. ¿Qué aspectos os diferencian del resto de agencias para que las empresas deciden apostar por vosotros?

Realmente trabajamos en equipo, somos muy cercanos y nos dejamos la piel. Hay muy buena relación entre todos nosotros y eso se nota: acaban surgiendo más ideas, nos escuchamos entre Departamentos y todo el mundo aporta y se implica. Además, somos muy curiosos y no dejamos de aprender. Tenemos un enfoque muy techy y estamos muy al día, tanto de herramientas para ser más eficientes, como del sector en el que trabajamos.

 

¿Nos podrías contar algún caso de éxito en el que hayas participado?

El crecimiento de muy mucho en las redes, sobre todo en Instagram, es el éxito del que estoy más orgullosa. Abrimos Instagram en mayo del 2017 y en poco más de un año, ya habíamos conseguido 50.000 followers. ¡Y de manera orgánica, que es lo más espectacular! Los primeros meses fueron muy intensos, de analizar en profundidad nuestras seguidoras, el sector homedecor, las comunidades existentes, las horas de publicación, las fotografías que mejor funcionaban… Y al final el trabajo duro dio sus frutos.

 

Decidiste matricularte a nuestro Curso en Especialización en Facebook Ads. ¿Qué te impulsó a especializarte en esta herramienta y cómo has aplicado los conocimientos adquiridos a tu profesión?

En primer lugar, por mi hambre constante de aprender. Ese es el motor en todo lo que hago: una mezcla de curiosidad y de querer mejorar constantemente. Pero es que, además, conocer a fondo Facebook Ads es esencial para toda persona que trabaje en Social Media. Es cada vez más difícil llegar a tu comunidad solo apoyándote en el alcance orgánico. Además, no me imagino creando una estrategia en Redes Sociales sin tener en mente toda la parte de Social Ads. ¿Y lo divertido que es? Es una herramienta muy completa, que tiene en cuenta todo el Funnel de Conversión, que te ofrece muchos datos, la posibilidad de hacer test A/B…

Los conocimientos adquiridos en IM los he ido aplicando desde el primer día. Por no hablar de que te da una muy buena base desde la que saltar e ir experimentando y aprendiendo por tu cuenta.

Ya he recomendado el curso a otras compañeras de la agencia y a compañeras de la carrera que están también trabajando en este sector.

 

Para finalizar la entrevista, ¿cuáles son tus planes a corto y largo plazo? ¿Te planteas adentrarte en alguna otra rama del Marketing Digital?

Tengo objetivos anuales y otros a 5 años vista. Los de este año, sacarme el título de Social Media Strategist en IM, seguir preparando diapositivas de formación internas en el Departamento y empezar uno de los varios proyectos que tengo en mente. A cinco años vista, tengo por ejemplo el objetivo de ser formadora. Me encantaría poder dar clase y mostrar todo lo que he ido aprendiendo a lo largo de estos años.

Deja un comentario

1 × 4 =