¿Tendremos que pagar por compartir enlaces?

El pasado 26 de marzo la Unión Europea aprobó la reforma de la Ley de Copyright, en concreto se trataron los artículos 11 y 13 (ahora 15 y 17). La votación finalizó con 348 votos a favor de la modificación de la ley contra 274 en contra y 36 abstenciones.

Ahora bien, ¿de qué tratan los artículos 11 y 13?, ¿qué reacciones ha supuesto la aprobación de esta nueva ley? En el siguiente artículo, hablaremos de ello y algunas conclusiones sobre el futuro que nos puede deparar.

¿De qué tratan los polémicos artículos 11 y 13?

Los artículos 11 y 13 (ahora 15 y 17) han sido los más controvertidos de la nueva propuesta europea sobre el Copyright. El primero abarca el impuesto al enlace. Es decir, prohíbe enlazar libremente el contenido de otros usuarios o utilizar extractos de dichos contenidos. Acción que, hasta ahora, habían hecho las redes sociales o los agregadores de noticias. Con la reforma, de querer incorporar un contenido o vincular al artículo original, se deberá pagar un impuesto. El segundo impone que las plataformas online, como pueden ser Youtube o Facebook entre otras, deberán utilizar filtros para detectar y eliminar cualquier infracción por parte de los usuarios.

¿Cuáles han sido las reacciones?

Aprobada la nueva ley, los estados miembros de la Unión Europea tendrán un período de 2 años para adaptar la normativa a la legislación propia de cada país.

Como es de suponer, la aprobación de la ley no ha quedado exenta de reacciones. Plataformas como Google o Youtube han amenazado con la retirada de su servicio en Europa. Por su parte, desde Mozilla han explicado algunos de los efectos negativos que supone la nueva Ley de Copyright para los propios usuarios de Internet.  

En una carta encabeza por Tim Berners-Lee y Vinton Cerf, considerados los padres de Internet, entre otros muchos gurús, se dirigieron a Antonio Tajani, presidente del Parlamento Europeo, exponiendo cómo esta nueva ley supone un paso hacia atrás, además de ir en contra de los pilares de la Word Wide Web como red abierta y que propicia a compartir información. Por otro lado, la directora ejecutiva de Twitter, Catherine Sithler, también se ha pronunciado afirmando que la nueva ley supone crear una sociedad más cerrada. Cuando, según ella, deberíamos aprovechar las transformaciones digitales para crear una sociedad más abierta.

Julia Reda, eurodiputada del Partido Pirata alemán y miembro del Parlamento Europeo, ha sido una de las diputadas más implicadas en contra de la reforma.  

¿Qué podemos esperar de la nueva ley?

Son muchas las hipótesis que están surgiendo ante este nuevo cambio de normativa. A continuación, dejamos algunas conclusiones a las que hemos llegado. Ahora bien, como en muchas ocasiones, hasta que no se empiecen a implementar las medidas no sabremos la gravedad de la situación.

  • Los partidarios a esta nueva ley hablan sobre la intención de volver a una función unidireccional de la información. Por tanto, podríamos afirmar que Internet tal como lo conocemos ahora desaparecerá. Estaríamos perdiendo la esencia de la propia red. ¿Qué será de la figura del content curator?
  • El impuesto a pagar por enlazar contenido limitará la libertad de expresión y afectaría, sobretodo, a los creadores de contenido independientes o de pequeña escala favoreciendo a grandes empresas u organizaciones.
  • La efectiviad del uso de filtros por parte de las plataformas esta aún por valorar. A la espera estamos de ver cómo se realizaran los algoritmos para calificar si un contenido tiene derechos de autor o no.
  • Existe una polémica en cuanto a la desaparición de los memes. Varios medios afirman que podremos seguir utilizando memes y gifs como hasta ahora.

 

Deja un comentario

cuatro − 2 =