Ser Community Manager de tu sector preferido, uno de los trabajos más agradecidos

Un estudio sobre las motivaciones de los nuevos perfiles digitales, realizado por Silicon HRU, revela que el 48% de los digital marketers no quiere trabajar en empresas que no son afines a sus gustos. Y es que la posibilidad de trabajar para una marca que coincide con tus intereses o inquietudes puede ser uno de los mejores trabajos que podemos tener a nivel de satisfacción personal. En este artículo os contamos algunas de las razones por las que esto sucede:

Eres referente del sector que te apasiona

Como community manager de una marca, manejas un blog y una serie de canales sociales que ya cuentan con cierta audiencia. Hablando desde nuestros canales personales (a no ser que seamos influencers) poca gente vería nuestras opiniones, recomendaciones o consejos, a causa de nuestro anonimato. Pero a través de una marca famosa (aunque sea dentro del nicho de mercado) nuestra voz gana alcance y cobra fuerza e importancia dentro de la comunidad. Esto nos permite que nuestras palabras sean escuchadas y  sentirnos útiles al ayudar a las personas a resolver sus dudas y satisfacer sus necesidades.

Pero todo privilegio conlleva una gran responsabilidad. Ser la voz de una marca, además de darnos la posibilidad de hablar desde alguien que ya tiene cierto prestigio, implica un gran compromiso, pues la reputación online de la marca está en nuestras manos. Por eso es importante que vayamos con  mucho con lo que decimos para no encontrar represalias por parte de la comunidad, lo que en última instancia afectaría a la imagen de la marca.

Te conviertes en experto en un tema que te gusta

Tener un trabajo que te da la posibilidad de pasar la jornada leyendo sobre temas que te interesan y analizando y comparando la información (en vez de tener que hacerlo en tu tiempo libre) es un lujo que muchos valoran. Si de verdad te interesa el sector y acabas especializándote, eso te dará la posibilidad de estar al día de todo y que las empresas se interesen por ti, pues tu trabajo, a pesar de estar detrás de la marca, estará a la vista de todos. Incluso puedes crearte un portfolio online con los trabajos que has hecho para la marca, (siempre pidiendo permiso y poniendo los links y no el artículo tal cual para que no cuente como contenido duplicado).

Te relacionas con gente con tus mismos intereses

Al manejar los canales sociales, además de publicar contenidos, hay que responder a los comentarios y participar en grupos con tal de generar debate y dinamizar la comunidad. Eso te permite poner a prueba tus conocimientos y aprender cada día un poco más sobre aquello que te gusta. Por ejemplo, descubriendo nuevas fuentes de referencia. También te permite tener feedback instantáneo de tu trabajo y mejorar tu manera de comunicar. Es un trabajo muy creativo y ya solo por eso resulta muy gratificante. Evidentemente dependiendo de la empresa para la que trabajas, gozarás de mayor o menor libertad, pero siempre puedes aportar tu ingenio y elocuencia para hacer las comunicaciones lo más atractivas posibles.

Si quieres convertirte en el Community Manager mejor preparado para conseguir tu puesto ideal, consulta nuestro Curso en Social Media y Community Manager.

 

Deja un comentario

3 × 4 =