Perfiles digitales: el Community Manager

Las oportunidades de trabajar como Community Manager se han incrementado. Cada día nuevas empresas aparecen en el ecosistema digital y todas pugnan por sacar el máximo provecho a su presencia en los medios sociales.

Si quieres formarte en esta nueva profesión, en IIMN tienes a tu disposición cursos de community manager en Barcelona.

Para que entiendas qué significa ser un Community Manager, a continuación hemos resumido sus funciones y habilidades profesionales básicas.

¿Qué hace un Community Manager?

El Community Manager funciona como los ojos, los oídos y la voz de una organización en el ámbito digital. Es quien interactúa con los clientes, con los medios de prensa online, con los usuarios y leads. Es además el que responde a los detractores y mima a los fieles.

[Tweet «El Community Manager funciona como los ojos, los oídos y la voz de una organización»]

El Community Manager es el responsable de las comunicaciones y eventos online. Cada día dinamiza los medios sociales y se encarga de la creación y curación de contenidos entre otras tareas.

Los verbos que definen su quehacer son: escuchar, analizar, fidelizar y reportar.

Las tareas específicas de un Community Manager son:

  • Creación de contenidos para el blog, la newsletter, los medios sociales y otros canales digitales.
  • Gestión de la presencia de la compañía y sus marcas en las plataformas propias y de terceros.
  • Organización, dinamización y participación en eventos digitales propios y de otros para ayudar a difundir la empresa y sus marcas.
  • Relaciones públicas online con medios de comunicación, influencers, embajadores de marca y otros.
  • Relaciones con clientes y públicos de interés que hacen consultas sobre productos y servicios.
  • Diseño e implementación de un plan de comunicación en medios sociales.
  • Seguimiento de métricas y otros datos de analítica para tomar decisiones.

¿Cuáles son las habilidades necesarias en un Community Manager?

  • Habilidades comunicativas y sociales: debe ser un experto en comunicar con empatía y respeto. Tiene además que interpretar los signos más sutiles de la comunicación online y actuar de forma que la marca que él representa salga beneficiada.
  • Organizado: un buen Community Manager es meticuloso. Trabaja con Excel y otros tipos de documentos en los que recopila y clasifica informaciones de diversas fuentes antes de compartirlas.
  • Cauteloso: una palabra mal dicha, un mensaje que no interesaba dar a conocer, una sola actualización inadecuada puede echar por tierra todos sus esfuerzos y afectar la imagen de la marca.
  • Formación en analítica: un buen profesional mide el resultado de sus esfuerzos. Tiene que elegir los KPI’s que le indicarán cómo mejorar sus resultados.

[Tweet «Ser un Community Manager más que un trabajo es un estilo de vida que requiere dedicación.»]

Un curso de Community Management en el IIMN es un buen punto partida.

¿Te interesa?

Deja un comentario

dos × 3 =