Marketing directo: qué es y cuáles son sus beneficios

El marketing directo o direct marketing es un método publicitario que implica el contacto directo con un target específico. Se busca provocar una acción concreta mediante la transmisión de mensajes comerciales. Dichas acciones van desde la visita a un e-commerce, hasta solicitudes de información. 

A día de hoy, el marketing directo es utilizado por empresas de sectores muy diversos. Se caracteriza por una comunicación directa y personal configurándose así como un canal de comunicación bidireccional. Es decir, la empresa transmite el mensaje y el receptor realiza una acción. 

¿Cuáles son los beneficios del marketing directo? 

En los últimos años y con el auge del marketing digital, el marketing directo ha ido cogiendo fuerza en contraposición al marketing tradicional. A continuación, enumeramos algunos de sus beneficios: 

  • Se dirige a una segmentación más específica: A diferencia de la publicidad convencional que va destinada a un público masivo, el marketing directo se focaliza en un público mucho más concreto con unos intereses comunes. De esta manera, los usuarios que reciben los mensajes publicitarios son aquellos que más probabilidad tienen de comprar un producto o servicio concreto generando mayor retorno de inversión. 
  • Se pueden medir fácilmente los resultados: Otro de los beneficios del marketing directo es que es medible y se puede analizar el éxito (o no) de cada campaña. De hecho, la fase de análisis de resultados es clave para posteriormente generar campañas mejor planificadas teniendo en cuenta los fallos anteriores. 
  • Es personalizable y se potencian las relaciones: La publicidad convencional se caracteriza por construir relaciones impersonales. Es decir, cualquier persona recibe el mismo mensaje y el mismo anuncio. Con el marketing directo, la publicidad se personaliza gracias a una comunicación más cercana y personal. 
  • Se obtienen resultados inmediatos: El marketing directo permite la obtención de respuestas inmediatas. Este hecho es muy positivo porque analiza si la campaña está funcionando o no y cambiarla en caso que sea necesario. Con la publicidad convencional hay que esperar más tiempo para ver resultados. 

¿Cómo se puede implementar?

El marketing directo es una disciplina que se adapta fácilmente a diferentes canales de comunicación. Algunos de los más utilizados son: 

  • Email: Básicamente se trata de transmitir los mensajes mediante el correo electrónico. Existen multitud de plataformas de email marketing que facilitan dicho proceso creando emails atractivos. 
  • Banner: Los banners permiten incluir anuncios publicitarios en sitios web. Suelen ser piezas muy visuales que buscan el click del usuario. 
  • Social Ads: La publicidad en redes sociales ha ido incrementado con el auge de plataformas como Instagram o Facebook. Gracias a las opciones de segmentación, se crean campañas muy específicas y con un call to action muy claro. 

Si quieres saber cómo implementar el marketing directo en tu estrategia digital, te recomendamos nuestro Curso en Email Marketing, Afiliación y CRM.

Deja un comentario

dieciocho − 17 =