Los 5 errores más comunes en Google Adwords

Google AdWords es una gran herramienta para vender productos online, pero también es cierto que si no se usa como es debido, también puede ser la manera más rápida y efectiva de tirar el dinero. Por eso tenemos que ir con cuidado con lo que hacemos, pues como sabes, un gran poder, conlleva una gran responsabilidad…
Hoy queremos compartir contigo los 5 errores más comunes que cometemos en Adwords para que no se te vaya el presupuesto de las manos sin tener al menos el mínimo de conversiones previstas en tu tabla de resultados:

1. No testear las campañas de Google Adwords

Antes de poner toda la carne en el asador (es decir, el dinero) es importante testear qué funciona y qué no en nuestras campañas. Primero es importante dejar activa la campaña durante dos o tres semanas sin tocarla para que puedas ir recaudando datos y ver resultados.
Entonces échale un ojo a las keywords que la gente ha estado usando y que han hecho que les aparezca tu anuncio. Igual hay alguna keyword en particular que ha generado un CTR alto y por ello deberías invertir más en esta. Pero si por ejemplo, tu anuncio recibe muchos clicks cuando la gente busca por la palabra “gratis” cuando tu producto es de pago, entonces tenemos un problema. En este caso lo que debemos hacer es añadir la palabra “gratis” a nuestra lista de palabras negativas, para que nuestro anuncio no aparezca cuando las búsquedas incluyan esa palabra, lo que te ayudará a ahorrar dinero.
Es importante observar también qué palabras están recibiendo más clics y cuales son más flojas. Es mejor parar las que no estén recibiendo tantos clics y centrar el presupuesto en aquellas que funcionan mejor. También es importante tener en cuenta cuándo la gente clica y convierte más, para ajustar el tiempo en que la campaña está activa o si funciona mejor entre semana o el fin de semana, por ejemplo. Todo es cuestión de testear.

2. No stalkear a tus competidores

¿Conoces las palabras por las que se están intentando posicionar tus competidores? ¿Están atacando las mismas que tú o han encontrado una mina de oro? Incluso puede que estén intentando posicionarse por tu marca. Seguramente ya estés pendiente de lo que está haciendo tu competencia en su web y redes sociales…¿por qué no hacer lo mismo en Adwords?
Herramientas como SemRush, SPyFU o What Runs Where te darán una visión de tus competidores y en qué keywords se están gastando el dinero. Si ellos realmente han hecho bien su trabajo y han encontrado las keywords que mejor funcionan, serás capaz de gastar menos dinero en crear diferentes anuncios y más en batir su puja.

3. No utilizar la característica Experiments de Google Adwords

Experiments es una buena forma de manejar campañas de manera más controlada una vez hayas conseguido hacer el complejo setup que requiere (¡el esfuerzo vale la pena!).
Experiments te permite hacer tests a/b sobre cualquiera de los elementos de la campaña como el mecanismo de puja o las landing page. Suele resultar muy útil cuando te encuentras con dificultades para configurar una distribución de eventos para testear una landing page, por ejemplo. Simplemente hay que duplicar la campaña y cambiar las URLS de los anuncios. Como podemos especificar el porcentaje de tráfico que queremos recibir al experiment, podemos crear un setup más controlado, en vez de dejar que Adwords maneje las opciones de rotación.

4. No usar Extensiones

Las extensiones de los anuncios son un gran invento y hay que sacarles partido. Estas ayudan a tus clientes potenciales a navegar por tu site y realizar una acción rápidamente sin ni siquiera llegar a tu landong page (si consigues ser lo suficientemente atractivo). Pero aún hay un beneficio más importante…¡te hacen más grande y visible! Y cuanto más espacio ocupes en la página de resultados de búsqueda, más opciones hay de que llames la atención de los usuarios y te acaben clicando.
Por eso es importante que te familiarices con los diferentes tipos de extensiones y añadas las que sean más útiles para tu negocio.

5. No conocer el Lifetime Value de tus clientes

Calcular el LTV o tiempo de vida de un cliente, es una parte fundamental de tu investigación para entender cuánto has de gastar en Adwords por adquisición o dicho de otra manera, establecer un CPA máximo. Calculando este valor, podrás decidir cuánto gastarte en tus campañas. El LTV no debería ser inferior que el coste por cliente de tu campaña, especialmente para proyectos ecommerce. Aquí encontrarás una infografía que te enseña cómo realizar este cálculo.

+. No realizar cursos de especialización en Google Adwords

Aquí os dejamos un consejo extra. Si ya habéis pasado al siguiente nivel y estáis manejando grandes sumas de dinero en vuestras campañas, es mejor tener el procedimiento súper controlado y dominar todas las posibilidades que nos ofrece la herramienta para elaborar y optimizar nuestras campañas. Por eso es fundamental realizar cursos de Google Adwords en los que aprender de principio a fin todo el sistema de pujas, estrategias de remarketing, campañas de shopping, actualizaciones de la herramienta, etc.
Estos cursos nos permitirán, además de conocer herramientas asociadas a Adwords como Webmaster Tools, Search Console o Google Merchant Center, obtener una certificación como profesional experto aprobando los exámenes que componen el Programa de Certificación de Google (GCP).
Así, a la hora de la verdad (es decir, a final de mes), podamos evaluar las campañas con criterio y proponer mejoras a nuestros clientes o jefes de departamento.
Esperamos que os hayan sido de utilidad estos consejos y que os ayuden a optimizar vuestras campañas de Google Adwords para tener contentos a vuestros jefes o clientes con los CPCs más bajos que hayan visto en su lifetime.
 

Deja un comentario

trece − 4 =