Eva Coll, alumna de IM y CEO de 7Dos Concept Store

Te gradúas en relaciones públicas, marketing y administración de empresas. ¿Siempre tuviste claro que querías dedicarte a la publicidad?

Sí, el mundo empresarial siempre me ha gustado y tenía muy claro que me quería formar en ésta línea de negocio. Siempre he pensado que es un sector con unas posibilidades infinitas y que engloba muchísimos campos diferentes.

Poco después de graduarte empiezas a trabajar para Import Kareva, ¡empresa en la que has trabajado 22 años! ¿Cuáles eran tus funciones y cómo fue evolucionando tu perfil dentro de la empresa?

Después de trabajar tantos años en la misma empresa, puedo decir que he pasado prácticamente por todos los departamentos.

Durante muchos años estuve trabajando codo con codo con Dirección en la introducción de nuevos productos en el mercado. Este trabajo englobaba desde la política de precios, la distribución del producto, un control de gastos exhaustivo y por supuesto, un plan de marketing personalizado para cada línea de productos.

Cuando las líneas de productos ya estuvieron consolidadas en el mercado, me centré en la elaboración y valoración de objetivos comerciales. Mi trabajo dio un giro importante porque pasé a ocuparme directamente en gestionar las ventas de grandes cuentas. Empecé a viajar bastante a nivel Nacional visitando las tiendas y eso me dio la oportunidad de conocer “in situ” las necesidades del cliente.

Paralelamente empezó el boom de las redes sociales, la venta on-line, el posicionamiento digital y descubrí todo un mundo de contenidos y comunicación totalmente diferente al “clásico” marketing que yo había estudiado.

¿Por qué decidiste marcharte?

Si me dejas, puedo contestar con una simple palabra a ésta pregunta: evolución.

Soy una persona muy activa, siempre pensando en nuevas oportunidades, en nuevos proyectos, nuevos retos y después de tantos años en el mismo sector, sentí que necesitaba hacer un giro total a mi vida, tanto profesionalmente como personalmente.

Un año antes decides estudiar con nosotros el programa superior en Social Media y Community Management. ¿Por qué decidiste estudiar este curso?

Como he comentado anteriormente, yo venía del marketing “clásico”, aún recuerdo cuando se hacían lanzamientos de nuevos productos en catálogos de papel o las campañas en medios de comunicación del sector y desde el primer momento tuve claro que la comunicación, y la gestión de contenidos, entendida como tal, había cambiado totalmente.

Así que si quería evolucionar, primero tenía que volver a formarme.

¿Cómo te ha ayudado lo aprendido durante tu carrera?

El simple hecho de volver a estudiar pasados los 40 años, fue un chute de adrenalina directo en vena.

Conocer a otras personas con tus mismas inquietudes, aprender y compartir con grandes profesores del social media y tener la oportunidad de creer que tus sueños se pueden cumplir, es realmente fascinante.

Yo lo comparo como cuando estás enamorado, esas mariposas que sientes en el estómago y que crees que te puedes comer el mundo.

Poco después te lanzas como freelance ofreciendo servicios de Community Manager y Social Media. ¿Cómo fueron tus inicios y cómo conseguiste hacerte una cartera de clientes?

Ningún inicio es fácil y al principio me centré sobre todo en el sector que yo conocía bien. Lo que sí tenía claro desde el principio es que quería centrarme en ayudar al pequeño comercio. El mundo digital y las redes sociales en particular nos abren un abanico de muchísimas posibilidades y además son gratuitas, así que debemos sacar el máximo partido para que nos ayuden en nuestro negocio.

El pequeño comercio no puede luchar con grandes campañas de publicidad pero con esfuerzo y mucha constancia, pueden crear una comunidad muy fiel que le reporte muchas ventajas.

Hace poco lanzaste tu propio negocio que acaba de cumplir un año de vida, 7Dos Concept Store. ¿Cómo te dio por emprender?

Así es, justo en pleno confinamiento mi tienda cumple su primer año de vida.

Me encanta el contacto con la gente y tenía muy claro que no quería encerrarme 8 horas en una oficina. Además, los meses que pasé trabajando de Community Manager también me sirvieron para descubrir que trabajar desde casa se me hacía cuesta arriba.

Ser propietaria de una Concept Store era mi sueño desde hace años, aunque el horario comercial siempre me frenaba en este proyecto. Pero a veces el destino te manda señales y ya se sabe, el tren sólo pasa una vez, o lo coges o lo pierdes.

Desde hace tiempo, estaba enamorada de un local en la zona comercial de Sant Just Desvern y de repente, a finales de 2018 vi que estaba en alquiler, ¡fue como un flash! No pensé en nada más que hablar con el propietario en plenas Navidades y quedar con él para que me lo enseñara.

Todo lo demás vino rodado, firmaba el contrato a principios de marzo y el 3 de mayo inaugurada 7Dos Concept Store. A veces los sueños tardan, pero se cumplen.

¿Qué es una concept store y cómo has hecho para promocionar su lanzamiento a nivel digital?

Las Concept Store son tiendas diferentes que ofrecen diseño, decoración, arte, moda y algunas incluso restauración. Estas “tiendas conceptuales” son establecimientos donde encontrar diferentes productos sin estar encasilladas, pero que comparten un estilo común.
Las Concept Store impactan ya que por su decoración, todas tienen un espacio interior que sorprende y unos productos seleccionados que siguen las últimas tendencias.

El mismo día que firmaba el contrato de alquiler, abrí perfil en Facebook e Instagram, con la típica foto de las llaves y el local, a partir de aquí todo ha sido trabajo y constancia. Enseñar bien tus productos con fotos bonitas y sobre todo, crear una buena comunidad. De nada sirven tener cientos de seguidores si no interactúan contigo, me gusta cuidar a mi cliente tanto off-line como on-line, así que trato de acompañar las fotos con un texto cercano, ameno, explicativo y por qué no, a veces también divertido.

¿Qué acciones son las que mejor te están funcionando?

En Instagram estoy trabajando de manera totalmente orgánica, pasito a pasito, y en Facebook sí realizo un par de anuncios al mes.

Hago stories prácticamente cada día y cuanto más “personales” son, más gustan a la gente. No se trata de mostrar una foto y punto, se trata de explicar cómo funciona o para que sirve un artículo y mostrarlo.

Y una cosa muy importante, hay que saber escuchar al cliente.

Invierto mucho tiempo en redes sociales y participo en otras comunidades, como se dice en el mundo digital, compartir es de guapas!

¿Cómo te gustaría que evolucionara tu proyecto?

Ahora mismo estoy centrada en afianzar mi tienda física y cuidar a mis clientes. Después de un año estoy contenta porque el target que yo quería es el que tengo y estoy disfrutando mucho introduciendo productos y descubriendo nuevos proveedores.

En este confinamiento he creado una página web www.7dos.es por ahora para posicionar la tienda, nombrar las marcas que tengo, mi ubicación, enlace a redes … y en un futuro espero poder tener una página de venta on-line.

Esta parada forzosa que todos hemos sufrido por culpa del Covid-19, ha sido dura y ahora mismo toca seguir luchando con más fuerza que nunca.

Deja un comentario

3 + cuatro =