¿Qué necesitas para convertirte en un emprendedor digital?

¿Quieres generar tu propio empleo?

¿Tienes ideas de negocios online rondando tu cabeza?

¿Sientes que el mundo digital es un espacio atractivo para desarrollar tu creatividad?

¿Deseas dar el salto a un nuevo lenguaje lleno de posibilidades?

Entonces llevas en tu ADN la semilla para convertirte en un emprendedor digital. Lo que necesitas es generar la oportunidad. Hacer el camino con la adecuada formación, rodearte de personas que te apoyen en tu andadura y mantener a salvo tu foco de atención de miedosos, pusilánimes y derrotistas.

Un emprendedor digital no solo crea la clásica tienda online de moda, alimentos o artesanías. Hay un sinfín de productos y servicios digitales que desarrollar vinculados al sector TIC (desarrollo de aplicaciones, creación de programas especializados en tareas de gestión empresarial), herramientas de marketing online, plataformas de comunicación, servicios de consultorías online. El límite creativo y de espacio no existe en Internet y eso es algo a aprovechar como emprendedor digital.

[Tweet «El límite creativo y de espacio no existe en Internet, se debe aprovechar como emprendedor digital»]

Para convertirte en emprendedor digital, además de las ganas y las buenas ideas, hace falta preparación. Es necesario estudiar o quizás una experiencia previa en el sector que te sirva de punto de partida. Encontrarás diversos retos (un mercado muy cambiante y competitivo, problemas financieros, las políticas públicas…) y solo si estás preparado llegarás a buen puerto.

¿Qué necesitas saber para ser un emprendedor digital?

Hay toda una serie de metodologías de desarrollo de negocios digitales que es importante dominar. Éstas ofrecen un marco teórico y práctico para entender cómo son los consumidores online, qué características se esperan de los productos y servicios, qué experiencias se facilitan a los usuarios y cómo se rentabiliza un negocio digital.

Deberás conocer sobre…

Lean Startup: un concepto desarrollado en 2008 por Eric Ries en Silicon Valley que nos enseña a ser eficientes tomando en cuenta al usuario en el desarrollo del producto. Se basa en aprendizaje validado, la experimentación científica y la iteración en los procesos. Con lean startup se acortan los ciclos de desarrollo de los negocios, se miden sus progresos y se gana retroalimentación de los clientes. Para conocer más al respecto te recomendamos el libro The Lean Startup: How Today’s Entrepreneurs Use Continuous Innovation to Create Radically Successful Businesses.

Modelo Canvas: una metodología desarrollada por Alex Osterwalder en 2010 y que incluye 9 pasos enfocados a destacar lo que genera valor. El modelo Canvas se resume en un documento que brinda una visión global de la idea de negocio y las interconexiones entre los diferentes elementos. Los nueve elementos que componen el Modelo Canvas son:

  • La segmentación de los clientes
  • La propuesta de valor
  • Los canales de distribución
  • La relación con los clientes
  • Las fuentes de ingresos
  • Los recursos claves
  • Las actividades claves
  • Las alianzas estratégicas
  • La estructura de costos.

Design Thinking: un enfoque consolidado y extendido por David M. Kelley el fundador de IDEO. Es una aproximación al diseño como una herramienta que facilita soluciones a partir de una meta u objetivo importante a conseguir. El Design Thinking es un método para innovar centrado en las necesidades reales de los usuarios. Crea una serie de parámetros de análisis que conducen a soluciones alternativas, poco convencionales pero eficaces. Uno de sus aspectos destacables es que facilita el aprovechamiento de las nuevas tecnologías en la generación de valor en el mercado. Se basa en cuatro principios:

[Tweet «Design Thinking es un método para innovar centrado en las necesidades reales de los usuarios»]

  1. Centrado en las personas (social)
  2. La ambigüedad de los prototipos y experimentos
  3. La flexibilidad en el rediseño
  4. Hacer las ideas tangibles

Comercio electrónico: es el presente de muchas empresas que trabajan en Internet y se refiere a entender las reglas del terreno de juego en que se operan las transacciones comerciales en el ámbito digital. El comercio electrónico puede ser la administración de cadenas de suministro, el marketing en Internet, el procesamiento de transacciones en línea (OLTP), el intercambio electrónico de datos (EDI), etc.

Social Media: es un terreno virtual en el que concluyen millones de personas para compartir su tiempo, informarse, aprender, colaborar… Social Media nos da la posibilidad de encontrar los públicos objetivos ideales para tu emprendimiento.

También necesitas saber sobre analítica web, marketing digital, SEO, ASO (aplicaciones)… La lista es larga y varía en función del terreno concreto en que se mueva tu negocio digital.

A nivel personal necesitas desarrollar amor por las nuevas tecnologías, sentido común, fuerza interior para mantenerte motivado y superar los obstáculos, paciencia (paso a paso, de hito en hito) y un foco claro en lo que quieres conseguir. Sobran los elementos distractores o acciones de segundo grado que no aportan nada al crecimiento de tu proyecto.

[Tweet «A nivel personal necesitas desarrollar amor por las nuevas tecnologías y sentido común»]

¿Estás listo para más? ¿Qué tal empezar por un curso en marketing online?

[Tweet «¡Síguenos en Twitter con el hashtag #DigitalMarketingIIMN!»]

Deja un comentario

uno × 1 =