Factores básicos en la definición de los objetivos de una estrategia de marketing digital

¿Cuál es el objetivo de diseñar una estrategia de marketing digital? Pues precisamente lo que se sugiere con esta cuestión: cumplir los objetivos que se establecen. Por lo tanto, es básico definirlos adecuadamente para que nuestra estrategia sea factible y podamos cumplirlos en los plazos acordados.

Una buena estrategia digital es clave para mejorar la competitividad del negocio, y por ello no se puede tomar a la ligera decidir cómo ejecutaremos nuestras acciones en línea para alcanzar a los clientes potenciales: es preciso un análisis de esa planificación. Y esto es uno de los primeros temas que se abordan en cualquier curso de marketing digital. Por lo tanto, desde nuestro instituto hoy nos hemos propuesto apuntarte qué es básico tener en cuenta a la hora de definir los objetivos de nuestra estrategia. Vamos a ello 😉

Cómo son los objetivos de nuestra estrategia de marketing digital

Más allá de aumentar las ventas, de generar engagement, o de conseguir leads, si queremos marcar unos objetivos realistas deberás tener siempre en cuenta estos 5 aspectos  que te ayudarán a que tu estrategia sea un éxito:

  • Concreción: Se debe especificar qué queremos conseguir. Si no concretamos los objetivos será imposible saber a qué punto queremos llegar.
  • Medición: Esto es básico. Si no se puede analizar y comparar los resultados que se obtienen, la estrategia estará abocada al fracaso de forma casi segura: no podremos ver en qué puntos está fallando ni potenciar los aspectos positivos.
  • Alcance: Está muy bien hacer estrategias a gran escala, pero eso implica ir cumpliendo pequeños objetivos uno tras otro. Si los objetivos que nos fijamos no son posibles, no podremos alcanzarlos y, por lo tanto, fallaremos en nuestra misión.
  • Realismo: En la misma línea, marquemos objetivos reales. Está muy bien aspirar a lo más alto, pero sin perder de vista nuestras posibilidades, nuestro target de clientes y el mercado en el que nos movemos.
  • Fecha límite: Esto es indispensable: la consecución de objetivos no puede alargarse en el tiempo, por lo que se debe marcar una fecha tope para cumplirlos y ver si realmente se consigue o no lo que se había propuesto. Así podremos valorar si los objetivos son reales, si han faltado medios o qué es lo que se ha hecho bien para potenciarlo.

Cumplir con estos 5 puntos es esencial para que nuestra estrategia de marketing digital llegue a buen puerto. Como elemento adicional, hay que tener siempre presente que los objetivos de la misma deben tener una relación estrecha con los objetivos del negocio.

Deja un comentario

3 × 3 =