10 Consejos para superar con éxito una entrevista de trabajo

La entrevista laboral es una evaluación de doble vía, por lo que no solo te están evaluando a ti, sino que tú también evalúas a la empresa.

Debes saber que existen distintos tipos de entrevista, por lo que es importante ir bien preparados.

Aquí os dejamos 10 consejos para poder diferenciarnos de los demás candidatos.

1. Fase pre-entrevista: Preparar la entrevista de trabajo. 

Parece obvio, ¿verdad? Como personal de RRHH me encuentro más veces de las que debería, con candidatos que no saben ni a qué puesto han aplicado, ni a qué se dedica la empresa. Por lo que dejan totalmente al azar que la entrevista salga bien o mal.

  • ¿Qué debemos hacer para diferenciarnos de los demás? 

Investigar sobre el puesto al que postulamos: conocer las funciones, competencias y habilidades requeridas y condiciones laborales que ofrecen.

Investigar sobre la actividad que desarrolla la empresa; es importante saber a qué se dedica la empresa para poder ligarlo con tus propias experiencias profesionales.

  • Objetivo que perseguimos:

El/la entrevistador/a se percatará de la motivación que tienes por el puesto. Conociendo las funciones a desarrollar y las competencias requeridas, podremos adecuarnos mejor al perfil que están buscando.

2. Fase pre-entrevista: Repasar tu CV. 

Otro punto que parece obvio, pero muchas veces los nervios nos juegan malas pasadas y hacen que nos quedemos en blanco: debes conocer bien tu CV.

  • ¿Qué debemos hacer para diferenciarnos de los demás? 

Es importante que recuerdes las funciones concretas que has realizado en cada una de tus experiencias, las competencias que has desarrollado y los objetivos conseguidos.

  • Objetivo que perseguimos:

La entrevista resultará más fluida y mostrarás esa contundencia y soltura que los responsables de RRHH buscan en los candidatos.  Y por otro lado, mostrarás más confianza en tu discurso.

3. Fase pre-entrevista: Practica preguntas y respuestas.

Es un hecho, el personal de RRHH (en ocasiones) te pone entre la espada y la pared. Te hacen preguntas complicadas que no entiendes el porqué de esa pregunta, y no sabes cómo responder. (En otro artículo entraremos de lleno en las preguntas capciosas preferidas por RRHH y te daremos alternativas para responderlas).

  • ¿Qué debemos hacer para diferenciarnos de los demás? 

Ensayar preguntas frecuentes que en entrevistas anteriores te han hecho sudar y pasar un rato complicado. 

  • Objetivo que perseguimos:

Al practicar con preguntas complicadas, en el momento que te la hagan, te sentirás más confiado y seguro de ti mismo.

4. Fase pre-entrevista: Averigua quién va a realizar la entrevista.

Es relevante saber quién será la persona que te entrevistará, para estar preparado para posibles preguntas técnicas.

  • ¿Qué debemos de hacer para diferenciarnos de los demás? 

Hoy en día existen distintas vías para averiguar sobre el puesto de la persona que te hará la entrevista, ¡utilízalas!

  • Objetivo que perseguimos:

Sentirás una falsa sensación de control, que te vendrá bien en el momento de enfrentarte a la entrevista.

5. Fase entrevista: Cuida los detalles.

Los pequeños detalles pueden favorecer en la decisión de la persona que te entrevistará. A continuación te explicamos a cuáles debes prestar atención.

  • ¿Qué debemos hacer para diferenciarnos de los demás? 

Puntualidad: otro punto relevante en el proceso de selección. No es bueno adelantarse más de 10 minutos, puede transmitir cierta impaciencia. Como tampoco es bueno retrasarse. Si te ocurre un imprevisto, avisa lo antes posible que te retrasarás para que la persona que te entrevistará tenga constancia de ello.

Vestimenta: como habrás hecho averiguaciones anteriormente sobre la empresa, adecúate a su dress code.

Lenguaje corporal: debes mantener una posición adecuada a la entrevista de trabajo, no se trata de estar completamente erguido, sé natural.

Contacto visual con el/la entrevistador/a: es importante que cuando expliques tu experiencia laboral, mantengas contacto visual.

Sonrisa natural: es cierto que los nervios, en ocasiones, hacen que estemos tensos a nivel corporal, intenta transmitir amabilidad a través de tu sonrisa.

  • Objetivo que perseguimos:

Sumar puntos para transmitir energía y buen feeling.

6. Fase entrevista: Preguntas sobre tu experiencia laboral.

Este es el momento más importante de la entrevista, por lo que debes de brillar. Aprovecha para intercalar tus experiencias con competencias profesionales. ¡Importante! No te olvides de mencionar tu formación, puede ser relevante a la hora de diferenciarte de los demás candidatos. Recuerda que todo título o certificado suma.

  • ¿Qué debemos de hacer para diferenciarnos de los demás? 

Intenta ser claro y conciso, no divagues. Explica detalladamente lo que hacías en cada experiencia, no des nada por supuesto. Utiliza palabras y verbos de impacto como: Gestión, coordinación, supervisión, etc.

  • Objetivo que perseguimos:

Aprovecha cada pregunta para darte a conocer. Esfuérzate para que el/la técnico/a de RRHH entienda que eres tú la persona que están buscando.

7. Fase entrevista: Mostrar motivación y confianza.

No hay nada más importante que transmitir la motivación al/la entrevistador/a hacia esa empresa. Indicarás que aparte de tener los conocimientos y competencias necesarias para ese puesto, tienes el interés y el entusiasmo en desarrollarlo.

 Además, ¡muestra confianza! No te dejes llevar por los nervios (hablaremos del control de los nervios en otro artículo), y explica con claridad tu vida laboral, las funciones que has hecho, los objetivos que has logrado y tus competencias más destacadas. Si tú crees que eres la persona idónea para ese puesto, házselo saber al/la entrevistador/a. 

  • ¿Qué debemos hacer para diferenciarnos de los demás? 

Transmitir motivación puede resultar algo complejo. La mejor manera de hacerle entender a la persona que tienes delante ese interés, es mostrándote flexible, realizando una escucha activa durante toda la entrevista, transmitir energía , hacer preguntas sobre la vacante, interactuando también con tu lenguaje corporal, mostrando pasión sobre tu trabajo, etc.

  • Objetivo que perseguimos:

La motivación es uno de los ingredientes secretos que harán que la balanza de la entrevista se decante hacia un lado o hacia el otro. Es un indicador de la pasión que demuestras ante tu trabajo. EL objetivo que perseguimos en este caso, es manifestarle al/la entrevistador/a  tu nivel de involucración en la empresa.

8. Fase entrevista: Preguntas por parte del candidato/a.

Nos referimos a la preparación de ésas preguntas que vas a formular tú, al finalizar la entrevista.

  • ¿Qué debemos hacer para diferenciarnos de los demás? 

Para transmitir motivación por el puesto, es positivo que realices al/a entrevistador/a alguna pregunta en referencia a los objetivos o funciones del puesto. Obviaremos preguntas del tipo “¿Cuándo serán las vacaciones?” o “¿Cuánto cobraré?”, en el caso de que no te hayan comunicado salario, muchas empresas prefieren comunicarlo en la segunda entrevista.

  • Objetivo que perseguimos:

El personal de RRHH evaluará muy positivamente esas preguntas, entendiendo tu verdadero interés por el puesto.

9. Fase entrevista: Fase final.

Recuerda que, aunque ya hayas salido del despacho de entrevistas, te siguen evaluando hasta que salgas de la oficina. Por lo que es importante finalizar la entrevista bien, un buen método es dando las gracias. 

  • ¿Qué debemos hacer para diferenciarnos de los demás? 

Agradecer el tiempo invertido a la persona que te ha atendido. Despídete también de las personas que estén en la recepción de la empresa.

  • Objetivo que perseguimos:

A parte de dar a conocer valores personales, reforzarás esa buena impresión que estamos intentando construir desde el inicio.

10. Fase post-entrevista: Llamada de seguimiento, ¿sí o no?

Han pasado los días, has hecho la entrevista y no tienes noticias de la empresa, ¿y ahora qué?

  • ¿Qué debemos de hacer para diferenciarnos de los demás? 

Si la empresa te ha comentado que te darían una respuesta en el plazo de unos días, pero todavía no tienes noticias, puedes escribir un email (es menos agresivo que una llamada), para saber sobre el proceso y comentar que sigues con el mismo interés. Un email de seguimiento tras dos semanas está bien, no envíes más de un email.

Puede ser que todavía no tengas respuesta por dos causas: no han tomado la decisión sobre la persona seleccionada, o bien, nadie se quiere responsabilizar de darte la noticia de que no has sido el/la candidata/ha seleccionado/a.

  • Objetivo que perseguimos:

Seguirás mostrando tu interés por ese puesto.

¡Mucha suerte!

Laura Navarro – Responsable de Selección

Deja un comentario

5 × 5 =